Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tesla convertirá en Australia 50.000 casas en una central solar ‘virtual’ subvencionada

El Gobierno financiará instalaciones particulares que volcarán la electricidad sobrante al sistema

Baterías de litio de Tesla en la reserva de energía de Hornsdale, al sur de Australia
Baterías de litio de Tesla en la reserva de energía de Hornsdale, al sur de Australia REUTERS

El primer ministro de Australia del Sur, Jay Weatherill, ha anunciado un acuerdo con la compañía Tesla, especialista en coches eléctricos y energías renovables, para instalar paneles solares y baterías en 50.000 hogares de este estado australiano y convertirlos en lo que será la mayor central solar "virtual" del mundo.

El plan, anunciado a un mes y medio de las elecciones en esta jurisdicción, prevé instalar de forma gratuita paneles y baterías para acumular la electricidad en cada casa. La energía sobrante captada por cada hogar —la que no usen con su consumo y que quede acumulada en las baterías— la podrán volcar en el sistema, como si fueran una enorme central eléctrica, para que la usen empresas y otros consumidores, lo que permitirá  financiar las instalaciones, según indicó Weatherill en una entrevista a la cadena ABC. La prueba comenzará con 1.100 propiedades de viviendas públicas, en las que se instalarán paneles solares de 5 kilovatios y baterías Tesla Powerwall 2 de 13,5 kilovatios hora.

Las casas no tendrán que pagarlo, sino que se financiará todo a través de ventas de electricidad posteriores, según señala Bloomberg, que recuerda que Australia es uno de los mayores usuarios de paneles solares instalados en el tejado de los edificios. De hecho, ya existen en aquel país otras plantas solares virtuales con un planteamiento similar a la que ahora se pondrá en marcha, pero a pequeña escala.

Los equipos, de propiedad pública

Las casas incluidas en el proyecto no tendrán que pagar por los paneles y las baterías, pero no serán de su propiedad. Los hogares ceden el espacio (en sus tejados y sus garajes o trasteros) para que sean instaladas en su propiedad y, a cambio, reducen su factura energética. De ahí, que las primeras en las que se instalará sean viviendas de propiedad pública y de protección oficial. No está claro todavía qué pasará con las viviendas privadas que ya tienen sus propios paneles o baterías privadas, si podrán acceder a la planta virtual o si en su caso la retribución y las ayudas serán distintas.

"Lo que estamos haciendo es añadir una planta de energía adicional en el mercado energético de Australia del Sur y la competencia adicional reducirá los precios para todos", explicó el primer ministro Jay Weatherill. "Nos estamos asociando con una de las grandes compañías tecnológicas del mundo, Tesla. Hemos demostrado que lideramos el mundo de las energías renovables: primero la batería más grande del mundo, la planta termosolar más grande del mundo,  y ahora la planta de energía virtual más grande del mundo", ha celebrado.

Hasta 50.000 viviendas

La implementación comenzará en junio en fase de pruebas con un centenar de viviendas de propiedad pública y seguirá con mil más el año que viene. Superadas las pruebas, el programa se extenderá a otras 24.000 casas de protección oficial y se ofrecerá a todas las viviendas de propiedad privada del estado con el objetivo de doblar el número de hogares involucrados en los próximos cuatro años.

"Utilizaremos las casas particulares para generar energía para la red de Australia del Sur y las que participen se beneficiarán de un importante ahorro de su factura eléctrica", aseguró Weatherill. El proyecto dispondrá de una subvención de 2 millones de dólares australianos (1,6 millones de dólares) y un préstamo de un fondo público para las energías renovables a Tesla de 30 millones (23,8 millones de dólares).

El acuerdo prevé que la energía generada no sea propiedad del hogar que la produzca sino que pase a ser administrada por el proveedor al que se adjudique la concesión. Esta es la segunda colaboración entre el jefe de gobierno de Australia del Sur y el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, tras la puesta en marcha en este estado de la mayor batería de litio del mundo el pasado diciembre