Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BlaBlaCar cambia su aplicación para convertirse en un Uber interurbano

La plataforma permite elegir viajes punto a punto y ofertará a los conductores pasajeros que estén en su ruta

BlaBlaCar
Nuevo logo de BlaBlaCar.

BlaBlaCar, la plataforma que conecta viajeros para compartir coche en trayectos interurbanos, ha anunciado este martes una profunda remodelación de su aplicación para aumentar su base de clientes. La nueva app permitirá a los pasajeros que puedan seleccionar tanto el punto exacto de salida, como el punto concreto de llegada, en lugar del actual sistema de puntos de encuentro pactado con el conductor. Además, en los próximos meses, la compañía pondrá en marcha un nuevo algoritmo que sugerirá a los conductores posibles pasajeros a recoger durante la ruta entre las dos ciudades del trayecto.

De esta forma, la plataforma que, a diferencia de Uber o Cabify no usa conductores profesionales sino particulares interesados en compartir los gastos de viaje, se acerca al modelo de estas empresas al introducir esas novedades de recogida y llegada en domicilio o en pequeñas poblaciones para llegar a una base más amplia de pasajeros, funcionalidades más propias de un servicio a la carta de transporte profesional que de una iniciativa de economía colaborativa.

La justificación oficial de las nuevas funcionalidades de la app, compatibles con las actuales, es incrementar la oferta hasta multiplicarla por diez para los viajeros que viven en pequeñas y medianas poblaciones, o en barrios apartados del centro de las grandes urbes. Pero ambas facilidades supondrán para el conductor una mayor demora en el tiempo del viaje y un incremento de los gastos (combustible, mantenimiento, etcétera), que tendrá que compensar cobrando más a los futuros pasajeros.

App de BlaBlaCar.
App de BlaBlaCar.

No es el primer intento que hace BlaBlaCar en su uberización. La plataforma tiene en pruebas también en Francia BlaBlaLines, un servicio pretende conectar las zonas periféricas con los centros de las grandes ciudades para trayectos diarios como los desplazamientos al trabajo.

Actualmente, el conductor publica en la app de BlaBlaCar un viaje previsto por motivos personales entre dos ciudades, y recoge las propuestas de pasajeros interesados en compartirlo, con los que concierta un lugar para la recogida y otro para el destino, que suelen ser sitios céntricos o bien comunicados con transporte público (estaciones de tren, metro o autobús). El conductor percibe una cantidad previamente acordada de cada pasajero que, además, deben abonar a BlaBlaCar una comisión por el uso de la aplicación de entre el 10% y el 20% del importe total del trayecto.

Multiplicar por diez los pasajeros

El director general de BlaBlaCar para Iberia, Jaime Rodríguez de Santiago.
El director general de BlaBlaCar para Iberia, Jaime Rodríguez de Santiago.

Las dos nuevas funcionales que se van a añadir suponen que BlaBlaCar dejará de ser una plataforma pasiva que se limita a poner en contacto a pasajeros y conductor, para convertirse en una aplicación activa cuyo sistema ofertará viajes a los conductores por iniciativa propia. Así, ahora los pasajeros podrán especificar sus puntos de origen y destino directamente en la aplicación, y tendrán la posibilidad de realizar un trayecto que los llevará de punto a punto, especificando cuando se lo pregunte el sistema en qué dirección le gustaría que le recogieran y a qué punto exacto le gustaría llegar.

Además, con el nuevo algoritmo que la compañía implantará en los próximos meses conectará las peticiones de los pasajeros con los conductores de forma automática. Por ejemplo, si un pasajero se encuentra en La Carolina (Jaén) e indica que quiere viajar a Madrid, el sistema enviará un mensaje a los conductores que realizan la ruta Jaén-Madrid o Granada-Madrid para que tengan la opción de recoger a ese usuario en La Carolina. Según BlaBlaCar, con la puesta en marcha de este algoritmo, el número de viajes disponibles al mes desde localidades medianas o pequeñas como La Carolina aumentará de 200 a 2.312, es decir, se multiplicará por diez.

“Para los millones de personas que viven fuera de los grandes centros urbanos, en barrios o ciudades más pequeñas, los viajes de larga distancia son a veces de difícil acceso. Mientras, hay coches con plazas libres pasando cerca que podrían ofrecer una experiencia casi puerta a puerta. Gracias a nuestro nuevo algoritmo de búsqueda, podemos hacer que las conexiones de viaje sean mucho más locales y que la gente tenga más libertad e independencia que nunca. Nuestra visión es simple: donde hay una carretera, habrá un BlaBlaCar”, según el director general de BlaBlaCar para Iberia y Alemania, Jaime Rodríguez de Santiago.

La plataforma, que ha alcanzado 60 millones de usuarios en todo el mundo de los que 3,5 millones son españoles, ha aprovechado la remodelación de su app para cambiar su logotipo y la identidad corporativa.