_
_
_
_

Barceló prepara más inversiones tras el rechazo de NH a su oferta de compra

La cadena celebra la subida de sus ingresos del 10% y califica su ejercicio de excelente

Javier Salvatierra
Un hotel de Barceló en Punta Umbría
Un hotel de Barceló en Punta Umbría

La cadena hotelera Barceló considera que 2017 fue un año “excelente”, en el que facturó 2.700 millones de euros, un 10% más que en 2016, ingresos repartidos a partes iguales entre el negocio hotelero y el de viajes. El resultado de explotación (ebitda) se situó en el entorno de los 500 millones, un 46% más, según ha explicado este miércoles Raúl González, consejero delegado del grupo en rueda de prensa. La cadena incorporó su cartera 10 nuevos hoteles, la mitad de ellos en España, con más de 2.500 habitaciones.

González ha celebrado los resultados, aunque ha subrayado que el resultado operativo (ebitda) está condicionado por un evento extraordinario, la venta de la cadena Bay. Sin ella, el resultado se queda en el entorno de los 300 millones, un 10% superior al del año anterior. Con estos números, y, anticipando González que el grupo se quedará “con deuda cero” esta primavera, el apetito inversor de Barceló es fuerte.

Tras ser rechazada “de forma un tanto abrupta” su oferta de fusión planteada hace unos meses a la cadena NH, González ha dicho que están estudiando “qué hacer con la capacidad de inversión del grupo”. “La oferta sobre NH fue rechazada, eso no quiere decir que no vayamos a hacer otras cosas, en esta o en otra parte del mundo, somos inquietos. Seguro que va a haber operaciones, otra cosa es de qué tamaño, no tiene por qué ser una enorme”, ha dicho.

González anticipa que, si en el plan inversor 2012-17 supuso 1.500 millones de inversión, en el futuro, aunque aún no esta trazado un nuevo plan, “lo lógico es que esté por encima”. En ese plan inversor, Buxó ha puesto el acento en Emiratos Árabes, donde la compañía tiene ya un hotel, tiene firmada la apertura de otros tres y pretende llegar a siete en 2019. También dirige el foco al Mediterráneo, con inversiones en Egipto y Turquía –mercados que están creciendo y donde ven una buena oportunidad de negocio- y Marruecos, donde planean abrir en Casablanca, Tanger y Agadir.

Con las nuevas incorporaciones de hoteles de 2017, la cadena cuenta ya con 236 establecimientos con 52.000 habitaciones en 22 países, un portafolio que crecerá en los próximos tres años con otros 17 hoteles (otras 2.500 habitaciones) y una apuesta particular por expandirse en Emiratos Árabes, especialmente en Dubai, según ha explicado Jaime Buxó, director general desarrollo negocio de la cadena.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_