Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castigo a las navieras que ‘asaltaron’ las islas Cíes

La Xunta confirma la multa de 930.000 euros a las empresas de transporte por sobreventa de billetes

Barco que enlaza Vigo y las islas Cíes.
Barco que enlaza Vigo y las islas Cíes. EL PAÍS

Las islas de los dioses, como los romanos bautizaron a las Cíes, un idílico paisaje de arenales vírgenes en la boca de la ría de Vigo, se transformaron el verano pasado en un espectáculo más parecido a un parque de atracciones. La afluencia masiva de turistas provocó cierto caos que puso en riesgo el especial ecosistema de las islas. Cuatro de las navieras que viajan a las islas aprovecharon la afluencia de turistas para vender más billetes de la cuenta. Muchos más. Hasta que fueron denunciadas y sancionadas por la Xunta.

Seis meses después del escándalo, la Conselleria de Medio Ambiente del Gobierno autonómico gallego ratificó esta semana la sanción de 930.000 euros impuesta a las cuatro navieras que se excedieron en el cupo de pasajeros al parque natural de las islas Cíes durante el pasado agosto, tras rechazar los servicios jurídicos de la Xunta todos los recursos de las compañías.

La titular del departamento medioambiental, Beatriz Mato, avaló el montante de las sanciones solicitadas en un principio. Y confirmó las conclusiones que sustentaron la apertura de los expedientes de infracciones graves y reincidencia al incumplir los cupos autorizados de visitantes al archipiélago.

Además, se ha tenido en cuenta "dada la gravedad de lo hechos" el beneficio ilícito obtenido por cada una de las empresas sancionadas. La denuncia presentada por la Xunta ante la Fiscalía de Vigo sigue su curso por la vía penal por un presunto delito de falsificación de documentos y estafa a los usuarios del servicio público.

La Xunta considera que las alegaciones de las navieras "no desvirtúan los hechos denunciados" y mantiene que con la sobreventa de billetes existió un riesgo potencial, no solo para esta reserva medioambiental protegida, sino también para la seguridad de los turistas ante la avalancha de visitantes a los que, además, se les causó un grave perjuicio económico al no poder desembarcar en la isla.

La sanción de mayor cuantía se le impondrá a la compañía Mar de Ons, que asciende a 600.000 euros. Le sigue la de Illa de Ons, que tendrá que pagar 250.000. Mientras Tour Rías Baixas y Cruceiro Rías Baixas deberán asumir multas de 40.000 euros cada una.

En el expediente abierto a Mar de Ons se verifica que esta compañía sobrepasó en más de un 300% el número de visitantes permitidos en solo dos días, el 5 y 19 de agosto. En el caso de Illa de Ons también se excedió en el cupo de pasajeros, alcanzando en un solo día, el 5 de agosto, un 288% más de pasajeros trasladados a Cíes.

La demanda de turistas a este paraje de las Illas Atlánticas superó el pasado verano todas las expectativas. Lo que aprovecharon la mayoría de las navieras adjudicatarias de este transporte público para vender más billetes de los permitidos, poniendo en riesgo la seguridad del idílico pasaje gallego.

El caos se desató los días 3, 5 y 19 de agosto cuando algunos barcos se vieron obligados a regresar a Vigo tras detectarse la sobreventa de billetes. Cientos de pasajeros tuvieron que esperar fondeados varias horas y a pleno sol ante la prohibición de desembarcar en la isla.

Por los hechos se abrieron diez expedientes de sanción al constatar que se habían burlado los sistemas de control que solo autoriza un cupo diario de 2.000 visitantes para el transporte regular, otras 200 personas en visitas organizadas y 800 para ocupar instalaciones del camping.