Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós a las tiendas Vips: la cadena las convertirá en restaurantes en 2018

"Son bazares raros, donde puedes comprar una bolsa de patatas o un sándwich pero también un iPhone o un catálogo de Andy Warhol"

Una tienda-restaurante del Grupo Vips en Madrid
Una tienda-restaurante del Grupo Vips en Madrid

“Venían a comer o simplemente a hojear las revistas y los periódicos pero casi siempre acababan comprando algo”. Una empleada de Vips resume así la decisión del grupo de cerrar las tiendas que aún mantenía abiertas para centrarse en su negocio de restauración. La cadena de restaurantes ha anunciado el cese de la actividad de los nueve comercios de conveniencia que mantenía abiertos tras la campaña de Navidad. Los espacios serán ocupados por los restaurantes con los que hasta ahora compartían local como Vips, Fridays o Ginos, o servirán para expandir las nuevas marcas de restauración de la cadena como Wagamama o Starbucks, cuya licencia de uso en España está en manos de este grupo.

El grupo Vips fue pionero en España con su concepto de tienda de conveniencia, cuyos horarios se prolongaban hasta madrugada y abrían los domingos y festivos, como un oasis en medio de desierto comercial. La regulación cambió y se hizo más permisiva en los horarios de las grandes superficies y los hipermercados. Luego llegaron los chinos, las tiendas de ultramarinos y artículos de necesidad regentadas generalmente por inmigrantes de China que han acabado dándole la puntilla.

“No creo que los chinos tenga la culpa. No puedes comprar en un chino un libro de Isabel Allende o un iPhone. Sin embargo, aquí tienes casi todo lo que puedas encontrar en un chino”, asegura una empleada de uno de los ocho Vips madrileños que mantienen su tienda (el noveno que permanece abierto está en Zaragoza).

Como asegura la empleada, que prefiere no identificarse, la tienda del Vips es un bazar “raro”, cuyos estantes albergan desde productos de alimentación y bebidas, artículos de regalo, aparatos de electrónica, libros, vídeos, y hasta cuidados tratados de arte o fotografía. “Te puedes llevar una bolsa de patatas, un sándwich y una coca-cola para almorzar rápido o un catálogo de Andy Warhol”, apunta Sagrario, una funcionaria de 55 años.

Muchos clientes se acercan al Vips para hojear las revistas y los diarios.
Muchos clientes se acercan al Vips para hojear las revistas y los diarios.

La cadena ha aprovechado el Black Friday para dar salida a sus productos con descuentos del 50%. Entre los productos más solicitados están los cofre regalo, que ofertan viajes de fin de semana, un masaje relajante o una cena romántica.

Pionero en el comercio de conveniencia 

Hace una década, cuando la cadena tenía 100 restaurantes de la marca Vips (y 370 en todo el grupo) llegó a contar con 31 tiendas. “La red de tiendas Vips, que durante años ha sido un referente del comercio en España por su capacidad de innovación y diferenciación, (amplitud horaria muy extensa, artículos de importación y tendencia, y múltiples servicios que enriquecieron la experiencia Vips) había dejado de ser un negocio relevante para la empresa, centrada en el desarrollo de su principal negocio, la restauración”, ha justificado en un comunicado la compañía, que asegura que recolocará a los empleados en los restaurantes.

“Es una pena que las cierren. Muchos hemos crecido con ellas. Cuando era más jóven me acercaba a comprar algún detalle para el día de San Valentín o el día de la Madre. Ahora vengo a comer y me gusta comprar alguna revista o algún peluche para los niños”, señala Alicia, una clienta de 32 años.

La decisión ya estaba adoptada hace tiempo. En verano, el grupo anunció que cerraría la mitad de sus tiendas, y a lo largo de 2017 ya han echado el cerrojo 16 establecimientos. Ahora, se desmantelan las últimas nueve abiertas: la de Plaza de Aragón de Zaragoza y las ocho de Madrid (Ortega y Gasset, Velázquez, Fuencarral, Silvano, Príncipe de Vergara, Gran Vía, Orense y el centro comercial Equinoccio).

Una tienda Vips en Madrid celebra el Black Friday.
Una tienda Vips en Madrid celebra el Black Friday.

Los aficionados a la prensa de papel y los periodistas más veteranos también lo va a sentir. Cuando aún no había prensa digital, no era extraño ver a algunos acudir de madrugada a una tienda Vips para conseguir la primera edición o para comprobar que exclusivas publicaba la competencia.

El grupo Vips sigue peleando por conseguir un rentabilidad estable. En 2016, apenas registró un beneficio neto de 106.000 euros. Pero la empresa desvincula el cierre de las tiendas a cualquier problema o crisis, y lo enmarca en un plan estratégico para crecer en la restauración. Recuerda que Grupo Vips se encuentra en pleno proceso de expansión, con cerca de 80 nuevas aperturas durante 2017, "el triple que el año anterior", que está renovando sus marcas y la ampliación de su cartera con la llegada de Wagamama. "Un crecimiento que se reforzará el próximo año con la intensificación del ritmo de aperturas, tanto propias como en franquicia", asegura. Según las previsiones de cierre de este año, el grupo terminará el ejercicio con 397 restaurantes: 383 en España (de varias marcas, entre ellas Vips, TGI Fridays y Starbucks) y 14 en Portugal, donde opera con Starbucks.