Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa catalana de fuets Casademont, adquirida por el grupo aragonés Costa

La empresa de charcutería gerundense especializada en fuets entró en concurso de acreedores en julio

Planta de Casademont en Bonmatí (Girona).
Planta de Casademont en Bonmatí (Girona).

La empresa de charcutería Casademont, célebre por su fuet, ha sido adquirida por el Grupo Aragonés Costa, dedicado a la ganadería, la fabricación de piensos y la industria cárnica. Casademont entró en concurso de acreedores el pasado mes de julio, con deudas que en el ejercicio 2016 sumaban más de 33,5 millones de euros. El nuevo dueño, que no ha especificado el montante de la operación, promete mantener la marca y la plantilla (alrededor de 200 empleados en 2016) de las dos plantas de Casademont en Girona.

En una nota de prensa, Casademont afirma que el nuevo dueño hará "fuertes inversiones", "impulsará la presencia de la marca y sus productos en los mercados" y pondrá en marcha nuevos proyectos innovadores para asegurar la supervivencia de la empresa de charcutería. Asegura que mantendrá la "totalidad de la plantilla y la actividad actual" en las fábricas de Bonmatí y Palol de Revardit (Girona). Igualmente, afirma que mantendrá la apuesta por el mercado internacional, que representa el 58% de la facturación, que ascendió en 2016 a 41 millones de euros, según los datos que constan en el Registro Mercantil. El objetivo es llegar al 70%, con un impulso al mercado norteamericano.

Aunque se mantiene la marca, la operación alumbra una nueva sociedad, Casademont 1956 Meat, propiedad al 100% del grupo Costa. La anterior Casademont está en disolución. Esta empresa, con sede en Fraga (Aragón), celebra la adquisición como la forma de "completar el ciclo productivo cárnico", toda vez que se dedica tanto a la fabricación de piensos, como a la ganadería, la industria cárnica de porcino y, ahora, con Casademont, tendrá negocio también en la producción de curados. "A nivel estratégico, apostamos por potenciar significativamente las líneas clásicas de charcutería: de jamón cocido y curado de Casademont y la gama de fuets, salchichones y chorizos", explica en la nota de prensa Jorge Costa, consejero delegado del Grupo Costa.

Casademont solicitó concurso de acreedores en el juzgado mercantil número 1 de Girona con la apertura de un proceso de liquidación, ahogada por una deuda que a 31 de diciembre de 2016 ascendía a 33,5 millones de euros. De ellos, 20 eran con los bancos y otros 10 con proveedores. En total, la deuda a corto plazo era de 19,8 millones. Además, según el registro mercantil, acumula impagos por 639.125 euros, la mayor parte en préstamos hipotecarios.