Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMC investiga el fuerte repunte del lunes en los precios de la electricidad

El coste del megavatio-hora ha vuelto este martes a su cauce habitual tras marcar máximos este lunes

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha puesto en marcha una investigación sobre el funcionamiento del sistema de ajustes en el mercado eléctrico a raíz de la fuerte subida repentina de precios que se produjo el lunes. La CNMC no quiere añadir por el momento más detalles, pero sus pesquisas llegan después de que en la jornada de este lunes, a las 19.00 horas, el megavatio-hora costara 182,54 euros a todos los hogares acogidos a la tarifa regulada, el PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor), que tiene cerca de la mitad de los usuarios. Es un precio incluso superior al alcanzado durante la crisis de enero, en plena ola de frío.

Bombillas LED. Atlas

La subida de precios del lunes por la tarde se debió principalmente al apartado de los “ajustes”, uno de los cuatro componentes que conforman las tarifas PVPC. En concreto, las tarifas están formadas por el coste de la energía en el mercado mayorista (que varía cada día y cada hora y suele ser lo que más influye en el precio final), los peajes (fijados por el Ministerio de Energía y fijos), los impuestos y los llamados ajustes”, que solo se activan en ocasiones muy puntuales por lo que se denomina la llamada reserva de potencia adicional a subir.

El lunes se produjo un fuerte recargo en este último componente, hasta el punto de que, de los cerca de 180 euros de coste por megavatio-hora en la hora más cara, 50 euros eran por ajustes. Energía señaló que había sido un hecho puntual, pero todavía no se ha desgranado el motivo exacto que llevó a realizar ese ajuste de precios. De todas formas, quitan hierro a lo ocurrido y señalan que, dado que la subida de precios afectó a muy pocas horas, el coste puede ser de dos céntimos de media en la factura mensual.

El ajuste de reserva de potencia adicional a subir fue creado hace cuatro años para incentivar la generación por parte de las centrales de ciclo combinado de gas en el caso de que, por cualquier razón, falle la producción por parte de las fuentes renovables. Este lunes el respaldo se puso en marcha dos veces: desde las 8 hasta las 13 horas y desde las 18 hasta las 22 horas. Pero, si en la primera utilización la disponibilidad de estas centrales se pagó algo más de 70 euros el megavatio-hora, en la segunda el precio se fijó a un nivel mucho más alto, es decir, 250 euros. De ahí el incremento del PVPC en esa última franja.

Un ajuste puntual muy caro

Por el momento, la subida de precios sí ha resultado puntual, ya que este martes esta tarifa vuelve a los niveles habituales de estas últimas semanas y oscila entre el mínimo del día, 115,16 euros el megavatio-hora a las cinco de la madrugada, y el pico de 137,10 euros a las 22 horas.

Si se excluye el fuerte y anómalo repunte que se produjo el lunes, desde el 2 de octubre hasta este martes el PVPC se ha situado siempre entre los 148,79 euros el megavatio-hora que se pagaron el día 4 a las 21 horas, y el punto más bajo alcanzado en este mismo período, el 16 de octubre a las 4 de la madrugada, cuando el megavatio-hora llegó a valer 91,05 euros. Así, los consumidores que están acogidos a este tipo de tarifa han vuelto este martes a pagar cuotas parecidas a las vigentes antes de la espectacular escalada del lunes.

Quejas de los consumidores

La Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales, a través de una nota difundida por la mañana del lunes con la que alertó de lo que iba a ocurrir, aconsejó a los hogares españoles que utilizan esta tarifa –aproximadamente un 50% del total– evitar consumir energía eléctrica solo en la franja horaria que resultó ser la más cara, es decir, de 18 a 22 horas. La transitoriedad de lo ocurrido refuerza las explicaciones que los expertos consultados por este periódico pudieron ofrecer, es decir, que aquel máximo de 182,54 euros se debió a un repunte puntual por el apartado de ajustes.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó a la CNMC una investigación para saber exactamente lo que pasó. Ante el incremento puntual del PVPC registrado el lunes, la Confederación de consumidores y usuarios (CECU), a través de un comunicado, reclamó al Ministerio de Energía una mesa de diálogo con todos los sectores implicados para fomentar “la transparencia en el sector”. Y Facua, en su nota, tildó la reserva de potencia adicional a subir de “abuso legal” para favorecer a las eléctricas.

A la espera de medidas que mejoren el sistema

Parece que, pese a la subida del lunes, no se están dando las condiciones de tormenta perfecta que caracterizaron las fuertes y duraderas subidas del precio de la luz que se dieron en enero, cuando a una fuerte demanda provocada por la ola de frío se sumó la práctica ausencia de viento, lo que hundió la generación eólica. No obstante, la sequía que ha vaciado los embalses –están aproximadamente a la mitad de su capacidad– no permite ser optimistas de cara al invierno.

Ante la escalada de precios, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, anunció en aquel entonces que la Comisión Delegada del Gobierno de Asuntos Económicos había adoptado una serie de medidas para incrementar la oferta de gas en el mercado y poder abaratar los precios. Nadal admitió que el funcionamiento del mercado gasista, del que se alimentan los ciclos combinados, era mejorable y que el encarecimiento del gas natural metía presión al mercado eléctrico mayorista.

Para ello, aseguró que se ponía en marcha un “creador” de mercado para que consiguiera más oferta de gas y más competencia. Al menos de momento, sin embargo, esas medidas no parecen haber surtido demasiado efecto. De hecho, la CNMC instó la semana pasada al Ministerio de Energía a aprobar las obligaciones que deberán cumplir los operadores dominantes del sector gasista (Gas Natural Fenosa y Endesa) para actuar como creadores de mercado. El organismo de control recordaba que, aunque había mejorado ligeramente, seguía siendo escaso el volumen de gas negociado a través de Mibgas, apenas el 2% del total de la demanda en España en su primer año de funcionamiento, un nivel muy inferior al de otros mercados europeos.

Más información