_
_
_
_
_

Empleo registra el convenio de Adecco que ha causado un choque interno en UGT

Álvarez exigió la retirada de la firma de su federación de servicios del texto remitido el Gobierno

Desde la izquierda: el ministro de Economía, Luis de Guindos, conversa con los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Pepe Álvarez
Desde la izquierda: el ministro de Economía, Luis de Guindos, conversa con los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Pepe Álvarez ROMAN G.AGUILERA (EFE)

El Ministerio de Empleo ha desoído la petición de la ejecutiva confederal de UGT de no registrar y publicar en el BOE, dando carta de validez legal, un convenio de dos filiales de Adecco firmado con la federación de servicios de UGT y tres federaciones de CC OO. El pacto, que se firmó el pasado 21 de abril, ha provocado un conflicto interno en UGT: la dirección que comanda Pepe Álvarez obligó a su organización de servicios a retirar su firma y pidió a Empleo que no registrara ni publicara el texto.

La resolución de la Dirección General de Empleo llegó el viernes pasado. Solo falta que el texto aparezca en el Boletín Oficial. En ese momento, UGT lo impugnará ante la Audiencia Nacional, adelanta su secretario confederal de Política Sindical, Gonzalo Pino, que cree que “el problema interno” del sindicato ahora “será externo”.

El problema interno se dio, entre otros motivos, porque la federación industrial de UGT (FICA), rechaza este convenio porque al ser de empresas multiservicios entiende que las filiales de Adecco pueden desarrollar su actividad en su área de actuación. Su secretario general, Pedro Hojas, admite que estaba al corriente de las negociaciones desde el primer momento: “Fuimos a una reunión y cuando vimos de lo que se trataba lo dejamos. No queremos abrir nuevos ámbitos de negociación con este tipo de empresas, apostamos por convenios sectoriales”. No obstante, el conflicto interno, que se trató en el último comité confederal del sindicato, no se planteó hasta que el convenio se firmó por la federación de servicios.

Las críticas de Hojas al convenio también están en el contenido: “Solo paga 10 euros más que el salario mínimo y el año que viene se quedará obsoleto. Y la jornada son 1.826 horas al año. De eso, no se está hablando”. En concreto, para este año, el sueldo pactado es de unos 720 euros al mes (repartidos en 14 pagas), el SMI son 707 euros, y para el que viene se prevé un incremento del 1,6%.

Desde la federación que firmó el convenio, la de Servicios, pese a que se vio compelida a retirar su rúbrica, se defiende el texto porque mejora otros pactos similares suscritos con otras empresas multiservicios. Entiende, además, que la acción sindical con estas empresas recae entre sus competencias ya que esta federación, según la delimitación de sectores que se hizo en el último congreso de UGT, se encargaba de organizar el trabajo sindical entre las firmas multiservicios.

Por eso, opinan desde esta federación que la motivación es “política”. Su secretario general es Miguel Ángel Cilleros, que se enfrentó a Pepe Álvarez para suceder a Cándido Méndez en marzo del año pasado, y perdió por un estrecho margen.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel V. Gómez
Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_