Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vicepresidenta de la multinacional Cisco a las niñas: “Que nadie os limite”

Empresarias tecnológicas llaman a las escolares a apuntar a un mercado que en tres años tendrá un millón de empleos vacantes

Niñas de entre 11 y 15 años esperan en Sevilla el comienzo de las jornadas para promover las carreras científicas entre escolares. Ver fotogalería
Niñas de entre 11 y 15 años esperan en Sevilla el comienzo de las jornadas para promover las carreras científicas entre escolares. EL PAIS

“No os levantéis barreras ni permitáis que nadie os limite porque podéis llegar adonde queráis”. Este es el principal mensaje que Pastora Valero, vicepresidenta de la multinacional Cisco, ha dejado esta semana a casi 200 niñas de entre 11 y 15 años reunidas en unas jornadas, organizadas en Sevilla por la asociación internacional Greenlight For Girls (G4G) y la mencionada empresa, para promover las carreras científicas entre las escolares. La iniciativa, que recorre el mundo, cuenta con el patrocinio de 13 grandes compañías tecnológicas (entre las que se encuentran Microsoft, Airbus o Telefónica) y con el apoyo de entidades y directivas andaluzas, como la vicepresidenta de Ayesa, Arancha Manzanares, y las administraciones.

El sector tecnológico crece, pero la dedicación de las mujeres a carreras relacionadas con este ámbito aún es insuficiente. El National Center for Women Information Technology, con sede en Estados Unidos, calcula que las trabajadoras ocupan solo el 25% de estos empleos. La propia Valero advirtió durante las jornadas de Sevilla que Europa dispondrá en tres años de un millón de puestos de trabajo tecnológicos que no van a ser cubiertos.

Esta realidad llevó a la directiva de Cisco, nacida en Sevilla y responsable de Políticas Públicas y Relaciones Institucionales de la multinacional para Europa, Oriente Medio, África y Rusia, a aliarse con Melissa Rancourt, presidenta de G4G, para recorrer los cinco continentes y convencer a más de 15.000 niñas que el mundo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas también es de ellas.

Todo empezó con un correo electrónico de Rancourt, ingeniera, empresaria y profesora en tres universidades internacionales, a sus amigos, según recordó en Sevilla tras las jornadas. "¿Creéis que necesitamos hacer algo para involucrar a las chicas en las ciencias?", preguntó. En 12 meses, más de 500 personas formaban el germen de la organización mundial de G4G.

“Cualquier cosa mejora con la tecnología y la ciencia. Nos abren muchas posibilidades y son divertidas”, resume Rancourt, quien predica su pasión a partir de la organización de talleres donde las niñas se adentran en el mundo científico a través del juego.

Valero explica que la idea de empezar con niñas menores de 15 años responde al objetivo de acercarles los mensajes antes de que los prejuicios calen y se asienten. De ahí que insista en convencer a las pequeñas de que ni ellas ni nadie pueden poner límites.

De las jornadas de Sevilla surgieron vocaciones y también ideas. Una pequeña de 12 años propuso la creación de una aplicación que anticipe qué nos vamos a poner al día siguiente, algo que los responsables de Cisco apoyaron con entusiasmo. Esta multinacional cuenta con un 20% de sus profesionales implicados en labores de voluntariado para promover actividades científicas, especialmente entre mujeres y niñas. También salió un compromiso claro de convertir este evento en anual con el apoyo de las entidades que lo han organizado.