Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa gana un 30% más, el mismo porcentaje que eleva el dividendo

La eléctrica abordó inversiones por valor de 1.600 millones durante el ejercicio

Borja Prado, presidente de Endesa.
Borja Prado, presidente de Endesa. EFE

Endesa obtuvo el año pasado un beneficio neto 1.411 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 30% (un 27% si se descuentan los efectos extraordinarios). El EBITDA (resultado bruto) fue de 3.432 millones, aumentando un 13% (un 11% sin efectos extraordinarios). El margen bruto fue de 5.652 millones de euros, con un incremento del 3,1%.

Estas cifras, que superan la prevista en el plan estratégico 2016-2019, se deben, según la empresa, a la mejora del negocio liberalizado, que ha tenido un comportamiento muy positivo, y al regulado, que ha representado más del 63%. Asimismo, se han elaborado varios planes de eficiencia que han permitido reducir los costes fijos un 3% respecto de 2015 en términos homogéneos.

Además, se ha producido una regularización del impuesto nuclear de Cataluña tras la sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 20 de abril de 2016 que declara su inconstitucionalidad. El impacto neto de esta sentencia asciende a 88 millones de euros. Por otra parte, se ha contabilizado también la reliquidación de las ayudas al carbón nacional del periodo 2012-2014, con un impacto positivo de 112 millones de euros.

En el ebitda hay que tener en cuenta, según la empresa, que ha tenido lugar la consolidación total de EGPE, cuya contribución ha ascendido a 75 millones de euros desde el 27 de julio de 2016. En 2015, recogía el resultado positivo de 184 millones de euros de un importe no recurrente generado por la operación de canje de Emission Reduction Units (ERUs) y Certified Emission Reductions (CERs) por European Union Allowances (EUAs). Este efecto no se ha replicado en 2016, lo que ha dado lugar a un descenso en los ingresos de 2016 al comparar ambos periodos.

En ambos ejercicios, y en el marco de los diversos proyectos de optimización de plantilla incluidos en el Plan de Reestructuración y Reorganización de Endesa, se han registrado provisiones por importe de 226 millones de euros en 2016 y 380 millones de euros en 2015 para cubrir los costes de los planes de reducción de personal.

El cash flow operativo aumenta en 339 millones de euros como consecuencia, fundamentalmente, del aumento del resultado neto (207 millones de euros tras los ajustes) y de la evolución del capital circulante (179 millones de euros). Esta fuerte generación de cash flow es la causa de que la deuda financiera neta de Endesa haya aumentado en sólo 615 millones de euros con respecto al cierre de 2015, a pesar de la adquisición de EGPE y sus filiales por un valor de 1.207 millones de euros, y del pago del dividendo con cargo al resultado de 2015 por un importe de 1.086 millones de euros.

La cuota de mercado alcanzada asciende al 35,1% en generación peninsular ordinaria, del 43,7% en distribución y del 35,3% en ventas a clientes del mercado liberalizado. El número de clientes en el mercado liberalizado era de 5.423.040 al cierre del periodo citado, con un aumento del 6,7% respecto del mismo periodo del año anterior.

Dividendo

El Consejo de Administración de Endesa ha decidido proponer a la próxima Junta de Accionistas de la compañía la aprobación de un dividendo de 1,333 euros brutos por acción (1.411 millones de euros) con cargo a los resultados del ejercicio 2016, es decir, la misma cantidad que ha ganado y que en el 70% va a parar a su matriz, la italiana Enel.

Esta cifra supone un incremento del 30% sobre el dividendo repartido con cargo a los resultados del ejercicio 2015. El pasado 2 de enero, la compañía repartió un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2016 por un importe bruto de 0,70 euros por acción, cuyo pago supuso un desembolso de 741 millones de euros.

Según el consejero delegado de Endesa, José Bogas, “ha sido un ejercicio marcado por un fuerte descenso de los precios medios de la electricidad en el mercado mayorista”. Para Bogas, “estos resultados se explican fundamentalmente por la buena gestión del negocio liberalizado, la estabilidad del mercado regulado y por los avances conseguidos mediante los diferentes planes de eficiencia de costes que la compañía ha aplicado en los últimos años en todos sus negocios. En este escenario, el plan de digitalización de Endesa será una palanca esencial en el desarrollo de los planes de eficiencia. A todo ello hay que añadir que la compra de un 60% adicional de EGPE materializada en el ejercicio proporciona a Endesa una sólida plataforma de crecimiento”.