Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federación de industria de UGT pacta el despido de 94 trabajadores

El sindicato alcanza un preacuerdo con los representantes de los trabajadores

Sede de UGT en la avenida América, en Madrid, donde está la sede estatal de FICA
Sede de UGT en la avenida América, en Madrid, donde está la sede estatal de FICA EFE

UGT FICA, la federación de industria del sindicato, ha llegado a alcanzado un preacuerdo con los representantes de sus trabajadores para rescindir el contrato de 94 empleados. Este pacto, con el que acaba el periodo de consultas del despido colectivo, debe ser ratificado este viernes por la plantilla.

Hace ya un mes la dirección de la Federación de Industria, Construcción y Agricultura, nombre completo de la organización, puso en marcha el despido colectivo de 110 trabajadores a cambio de una indemnización de 25 días por año trabajado con un límite de 13 mensualidades. Tras un mes de negociaciones, casi sobre la bocina, el sindicato que dirige Pedro Hojas ha llegado a un acuerdo que reduce en 16 el número de despidos y modula las indemnizaciones en función de la edad de los afectados o de si se les despide o suspende el contrato.

“Estoy satisfecho, pero triste por el despido de compañeros”, ha comentado Hojas, en conversación con este diario. Preguntado sobre si aplicaría el preacuerdo aunque no lo aprobaran los trabajadores (es potestad del empleador aplicar esas condiciones o cualquier otra), responde: “No contemplo el escenario de que no se apruebe”.

El despido de 94 trabajadores puede reducirse si los trabajadores presentan una propuesta de reducción de gastos de personal, según puede leerse en el texto del preacuerdo al que ha tenido acceso este diario.

Por lo que respecta a las indemnizaciones, estas serán de 20 días por año de trabajo con un límite de 12 mensualidades si los trabajadores tienen más de 62 años. No obstante, el preacuerdo avisa de que “se verán las situaciones [personales] por si alguno no tiene los requisitos [años cotizados] para acceder a la jubilación”.

También se abrirá un periodo de bajas voluntarias de una semana. Los trabajadores que opten por esto percibirán 35 días por año trabajado, hasta los 15 meses. Si durante esta semana no se alcanza el número de despidos planteado, los afectados por rescisiones forzosas tendrán dos opciones de recibir la indemnización. Si se opta por cobrarla de una vez, se aplicará el mismo esquema que en las bajas voluntarias. Si se opta por recibirla en tres plazos, cabe la opción de adherirse a un plan de recolocación que durará dos años. En este último caso, si el afectado acaba los dos años sin recolocación cobrará una cantidad mayor, ya que el tope es de 16 mensualidades y la base de cálculo de 17 días por año.

Una última medida de reducción del gasto de personal es que se abre la posibilidad de que los empleados accedan a una suspensión de contrato, en los que el trabajador estará en situación de desempleo, aunque percibirá 6.000 euros por cada año.

Si finalmente se aprueba el acuerdo y se llevan a cabo todos los despidos previstos, serán la parte estatal de la federación la que pierde más empleados (38), seguida de Madrid (15). Los representantes de los trabajadores de la organización en Galicia, que perdería ocho miembros de su plantilla, se han desmarcado del acuerdo.