La compañía que alimenta a las plantas

La empresa andaluza Herogra lidera el mercado de los fertilizantes líquidos en España

Fábrica de Herogra, en Sevilla.
Fábrica de Herogra, en Sevilla.Paco Puentes

El presidente de la compañía andaluza Herogra, Juan Romero, se mete en la piel de un cocinero para hablar de su empresa de fertilizantes. "Al igual que las personas comemos carne, pescado y pasta, las plantas se alimentan de nitrógeno, fósforo y potasio. Tienen su propia dieta. Lo que nosotros hacemos es cocinar los nutrientes para que las plantas los aprovechen lo mejor posible: cada una tiene una forma de asimilarlos. Nosotros atendemos esas preferencias y necesidades, les hacemos platos exquisitos. Somos los gourmet de las plantas", explica Romero antes de comparar las instalaciones que el grupo tiene en Sevilla con una "gran cocina". Con un siglo de historia, Herogra lidera el mercado de los fertilizantes líquidos en España y se sitúa entre las primeras empresas de abonos sólidos con una facturación de 160 millones de euros en 2015.

De los fogones de esta empresa familiar salió medio millón de toneladas de fertilizantes el año pasado, una cantidad que refleja la recuperación que el sector experimenta desde 2008, cuando la caída de los precios y la crisis económica sumergió al mercado en sus años más oscuros. Según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anffe), el consumo de abonos en España superó los cinco millones de toneladas en 2015 frente a los 3,2 alcanzados siete años antes. "Hemos vivido una crisis tremenda, se ha llevado por delante a un 80% de las empresas", puntualiza Romero. "Además, el sector entró en un periodo de enorme volatilidad en los precios que todavía continúa hoy", apunta el presidente de la Asociación Comercial Española de Fertilizantes (Acefer), Juan Pardo. De las 500.000 toneladas vendidas por Herogra, 360.000 fueron de fertilizantes líquidos (el 60% del mercado nacional). "Estamos donde estamos por haber encabezado la innovación en un sector en el que se había hecho bastante poco. El futuro es de quien sabe anticiparse", asegura el presidente.

 Y el primero en adelantarse fue su tío Juan Romero. En 1916, este "enamorado del campo", como lo define su sobrino, supo ver en los fertilizantes una gran oportunidad. Durante décadas, la empresa compraba al por mayor y vendía a los pequeños agricultores. El segundo en anticiparse fue el actual presidente al decidir, en los años ochenta, que si querían tener futuro en este "competitivo sector" había que invertir en I+D+i. "Destinamos aproximadamente cuatro millones a la investigación cada año y ya tenemos 29 productos patentados", apunta Romero, quien también decidió profesionalizar la empresa y crear un consejo administrativo al llegar al cargo. "El crecimiento que estamos experimentando se debe, principalmente, a lo novedoso de nuestros productos. Hace 25 años, los abonos líquidos prácticamente no se empleaban en España y ahora, con el riego por goteo, son fundamentales. Empezamos aprendiendo de EE UU e Israel, que fueron los pioneros en líquidos, pero hoy creo que estamos en condiciones de darle nosotros lecciones", afirma el responsable, quien también defiende las ventajas de los fertilizantes en gel. "Son como un champú, pero con una mayor concentración que los líquidos y más fáciles de transportar y aplicar que los sólidos. Los geles nos han abierto las puertas del extranjero", señala. Tras 100 años de trabajo, el grupo Herogra, con sede central en Granada, está formado por una docena de empresas con cuatro centros de producción y una plantilla de 150 trabajadores.

En cifras

» Consumo. España representa cerca del 1% del consumo mundial de nutrientes. Según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anffe), el consumo superó los cinco millones de toneladas el año pasado.

» Facturación. El sector, que cuenta con unos 2.800 trabajadores directos, alcanzó los 2.350 millones de euros en 2015, cifra similar a la del año anterior.

» Precios. Tras las caídas experimentadas en 2015, los precios de los fertilizantes continúan cayendo en lo que va de año. Según los datos de Acefer, por ejemplo, la urea ha pasado de 30,74 euros por 100 kilogramos en enero a 26,54 en mayo.

El futuro del sector va pegado a la investigación y es que, como apuntan ambas asociaciones, camina hacia productos más eficaces que contribuyan a la mejora de la nutrición y garanticen el respeto al medio ambiente. Todo ello, para enfrentarse a uno de sus grandes retos: contribuir a alimentar a 9.300 millones de habitantes en todo el mundo para 2050. "Para que la gente pueda comer dentro de 25 años, hay que conseguir semillas mejores, fertilizantes más eficaces...", apunta Romero. "Solo podremos erradicar el hambre en el mundo con una agricultura productiva y sostenible", agrega Pardo. Una meta que está muy presente en Herogra. La compañía ultima la construcción de una planta en Granada para fabricar fertilizantes cristalinos, "abonos muy puros con una alta concentración de nutrientes". "Son más potentes que los líquidos y sólidos", apunta Romero, quien calcula una producción de 30.000 toneladas al año. "De este producto, se importa unas 160.000 toneladas, el objetivo es que al menos el 50% o 60% sea nacional", explica el responsable.

Verde y mirando al exterior

En Herogra están convencidos de que el futuro debe ser 'verde'. La clave está en la denominada molécula NEO (nitrógeno estabilizado optimizado). "Es el producto estrella para nuestro centenario", apunta el presidente de la empresa, Juan Romero, antes de precisar que este avance en abonos sólidos es fruto de una investigación con otra empresa americana. "El producto que había hasta ahora, la urea, tiene una alta concentración de nitrógeno (46%), pero al contacto con el suelo su liberación es muy lenta y casi 60% se pierde. O se va a la atmósfera o al fondo de los acuíferos. Con esta molécula, conseguimos que nada vaya al medio ambiente y que la planta pueda aprovecharlo todo", explica Romero. Precisamente, una de las reivindicaciones de Anffe es la apuesta por una aplicación racional. "Mi abuelo ya decía que el abono no se tira, se aplica, hay que racionalizar lo que estás echando", apunta el director general de Compras y Ventas, Juan José Romero, quien tomará las riendas del grupo en los próximos años.

El otro pilar del grupo es la internacionalización. Presente en 60 países, Herogra acaba de abrir una sucursal en Nicaragua. "En un sector como este, abrirse mercado es complicado, hay que tener en cuenta las normativas de cada país para homologar el producto", apunta Romero. La compañía alcanzó en 2015 los 17 millones en exportaciones, cinco millones más que el año anterior. Entre sus clientes están Portugal, Brasil, México, Argelia o Nigeria. "Tenemos más de 2,5 millones de fórmulas para poder ofrecer a nuestros clientes el producto que mejor se adapte a sus plantas y, aunque somos una pequeña empresa, ofrecemos algo que las grandes no dan: servicio".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS