Cepsa destina 4.000 millones a hacer compras hasta 2020

La petrolera controlada por el emirato de Abu Dabi pierde 40 millones al año por tener cerrada la refinería de Tenerife

Cepsa destinará la mitad de los 8.000 millones de euros de su plan de inversión hasta 2020 en adquisiciones de activos en exploración y producción y en petroquímica. El objetivo es elevar su presencia en estas áreas hasta iguarlarlas con las de refino, que es donde tiene ahora el peso. La petrolera española controlada el emirato de Abu Dabi a través de IPIC reconoce que los bajos precios del petróleo provocarán que los resultados del primer semestre caigan un 20% y que pierde 40 millones anuales por tener parada la refinería de Tenerife.

Cepsa, la segunda petrolera española, quiere ser mucho más integral, es decir, reducir su presencia en refino (denominado downstream en el argot petrolero) y ganarlo en exploración y producción (upstream), así como en productos químicos. Ello obliga a adquirir todo lo que se ponga a tiro y a precio asequible. La misma política de crecimiento marcará el macroplan que prepara con horizonte 2030 para el que todavía no ha cuantificado inversiones.

De momento, el plan 2016-2020, que incialmente ascendía a 10.000 millones y de los que ya ha consumido una quinta parte, va en esa línea, según la actualización presentada por Pedro Miró, vicepresidente de la petrolera, y Héctor Perea, director de Estrategia, quien anunció que de momento están estudiando activos cercanos a zonas en las que ya están presentes. De los 8.000 millones de inversión prevista hasta 2020, 4.000 serán para upstream (77%) y química (23%) y, de los primeros, 730 millones para posibles nuevos negocios, entre lo que se no descarta entrar en renovables.

Los otros 4.000 millones se destinan a refino y a los negocios actuales. En refino, que representa el 92% de las ganancias, Europa copa la mitad de la inversión prevista; otro 22% se dirige a Oriente Medio y África; un 11% a Latinoamérica; un 10% a Asia y el 7% a Norteamérica. El objetivo es reducir a un 41% su contribución al beneficio, en favor del upstream, que llegaría al 35%, y los productos químicos, que aportaría el 23% frente al 8% actual.

Pérdidas en Tenerife

Una de los lastres que tendrá que despejar es el que tiene en la refinería de Santa Cruz de Tenerife, que está paralizada desde hace dos años como consecuencia de la normativa medioambiental de la isla y que arroja unas pérdidas anuales de 40 millones, según reconoció Miró. “No es sencillo explicar a nuestro accionista que estamos manteniendo una planta que pierde dinero”, indicó el primer ejecutivo de Cepsa en relación a su propietario, la empresa IPIC del emirato de Abu Dabi.

Miró señaló que ha mantenido reuniones con el Gobierno canario, del que mostró esperanza de mayor flexibilidad tras el cambio de presidente (Fernando Clavijo por Paulino Rivero). Cepsa emplea en Tenerife a 600 personas y se ve obligado a recolocar a muchas de ellas en otras instalaciones. La planta se ha quedado como almacenamiento y logística.

Miró también reconoció que los precios del crudo han provocado que los resultados de la empresa hayan seguido a la baja y que, el sgeundo semestre, lo vaya a cerrar con una caída del 20%, lo que supone bajar de más d e600 a unos 500.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS