El Santander ratifica que ganará más y subirá el dividendo pese al ‘Brexit’

"No prevemos que los últimos acontecimientos tengan un impacto relevante en las cuentas del grupo", dice Ana Botín

Ana Botín, en la presentación de resultados de 2015.
Ana Botín, en la presentación de resultados de 2015.Carlos Rosillo

Lo que más temen los inversores es la incertidumbre porque genera volatilidad en el precio de las acciones y de la renta fija. El Santander está en el ojo del huracán porque obtiene un 23% del beneficio en el Reino Unido por lo que ha decidido salir al mercado para despejar dudas: "No prevemos que los últimos acontecimientos tengan un impacto relevante en las cuentas del grupo Santander en 2016", ha afirmado en un hecho relevante ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad presidida por Ana Botín ha ido más lejos y se ha comprometido a que mantendrá "los objetivos que anunciamos en todos los aspectos financieros más relevantes para este año". El más importante es el "crecimiento del beneficio por acción, incremento del capital tangible por acción y crecimiento del 10% del dividendo en efectivo por acción, así como un dividendo por acción de 21 céntimos de euro".

El Santander está cuestionado por los inversores por su nivel de capital. Por eso, en el comunicado afirma que conseguirá generar "capital por 10 puntos básicos por trimestre, es decir, 40 puntos básicos anuales para alcanzar un ratio del 11% en 2018". "Por lo tanto", concluye la nota, "reiteramos todos nuestros objetivos financieros y comerciales para este año. Seguimos cumpliendo con todos nuestros compromisos".

Más información
La resaca del ‘Brexit’ arrastra de nuevo a los mercados europeos a pérdidas
La caída del negocio amenaza el beneficio de la banca española
Las exportaciones y la inversión de las empresas españolas, a merced del ‘Brexit’

El ejemplo de Brasil

Para dar credibilidad y fuerza al mensaje, recuerda que "es un banco comercial con una presencia geográfica diversificada y masa crítica en sus 10 mercados principales en Europa y América". "Nuestro modelo", prosigue, "se fundamenta en el desarrollo de relaciones profundas y duraderas con nuestros clientes, con el fin de contribuir a su progreso de forma sencilla, personal y justa. Este modelo ha demostrado su resistencia ante las situaciones económicas más adversas, como en la reciente crisis político-económica en Brasil, donde Santander sigue cumpliendo con sus objetivos financieros".

La entidad presidida por Ana Botín ha recordado que desarrolla un ejercicio de eficiencia de costes en relación con los beneficios del segundo trimestre del año, que los presentará a finales de julio. El Santander ha detallado que los costes asociados, unos 500 millones de euros, se vieron parcialmente compensados por las plusvalías obtenidas con la venta de la participación en Visa. "El impacto neto en el trimestre ascendió a un cargo de alrededor 250 millones de euros. Tal y como explicamos en la presentación de nuestros resultados del primer trimestre, nuestro objetivo es llegar a compensar plenamente los costes de reestructuración antes del cierre del presente ejercicio. En este momento, reiteramos que el beneficio por acción de 2016 será superior al de 2015", insiste.

Con este comunicado, el Santander quiere cambiar la impresión ofrecida en el primer trimestre de 2016, cuando el margen neto (beneficio antes de provisiones) cayó un 8,15% frente a la cifra registrada en los tres primeros meses de 2015, situándose en 5.572 millones. El beneficio ordinario antes de impuestos alcanzó los 2.732 millones, un 8,63% por debajo del registrado un año antes. Tras los impuestos e intereses minoritarios, el beneficio operativo atribuido ascendió a 1.633 millones, un 4,89% menos que el primer trimestre de 2015.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS