Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

WeChat compra ‘Clash of Clans’ por 8.600 millones de dólares

Tencent, dueño de la mensajería más popular de Asia, se hace con el estudio que domina los móviles

Los consejeros delegados de Tencent y Supercell.
Los consejeros delegados de Tencent y Supercell.

Tencent, el gigante digital chino creador de la aplicación de mensajería WeChat, ha anunciado la compra de Supercell, los dueños de los juegos online masivos de moda en los móviles. Supercell, hasta ahora propiedad de Softbank, crearon Clash of Clans, Boom Beach y Clash Royale, tres títulos con una capacidad de fidelización solo comparable a la que genera Candy Crush.

Tencent pagará 8.600 millones de dólares por el estudio antes del tercer trimestre del año. Su intención es plantar cara a Alibaba y Baidu, también asiáticos, que pujan por contenido.

Tencent dobló su valoración el año pasado, en el que consiguió 2.100 millones de euros de beneficios. Solo en el iPhone se estima que ganan hasta 750.000 y 385.000 euros diarios con Clash of Clans y Clash Royale, respectivamente. Estos ingresos superan a Minecraft, comprado por Microsoft, la explotación de Star Wars por parte de Electronic Arts, o el empalagoso Candy Crush de King. La última gran compra en el mundo del videojuego que puede servir como referencia se dio a finales de 2015 cuando Activision Blizzard, dueños de Call of Duty, compró King por 5.350 millones de dólares.

China muestra cada vez más interés por los videojuegos. En 2011, Supercell entró entre los accionistas de Riot Games, el estudio detrás League of Legends.

Ilkka Paananen, consejero delegado de Supercell, ha mostrado su visto bueno a la operación a través del blog de la empresa: “Este es el futuro que siempre hemos soñado. Hemos hecho grandes avances en los últimos seis años con cuatro juegos que usan más de 100 millones de personas a diario. Tencent se ha comprometido a que se mantenga la independencia y cultura que nos hace únicos”. También celebró el desembarco en China como la mejor estrategia de crecimiento.