Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea advierte de que uno de sus frigoríficos tiene riesgo de descarga eléctrica

La compañía retira del mercado los modelo Frostfri afectados y reparará las unidades ya vendidas

El modelo de frigorífico Frostfri afectado por el riesgo de descarga eléctrica.
El modelo de frigorífico Frostfri afectado por el riesgo de descarga eléctrica.

La multinacional sueca Ikea ha difundido un aviso a los consumidores que hayan adquirido frigoríficos y congeladores del modelo Frostfri para que los desenchufen y se pongan en contacto con el servicio técnico para su reparación por "riesgo de descarga eléctrica". Según ha explicado la empresa, el panel de la carcasa situado detrás de la puerta, en la parte superior, se puede despegar o soltar, "lo que ocasiona un posible riesgo al entrar en contacto con la corriente eléctrica".

Los aparatos afectados fueron fabricados "entre el 1 de noviembre 2015 y el 20 de febrero de 2016". Para resolver el problema es necesaria una visita a domicilio por parte del servicio técnico. La compañía pide a los clientes afectados que llamen al 902 400 922 para establecer una cita con el servicio técnico. La reparación es gratuita.

Ikea ha retirado del mercado para su reparación los frigoríficos y congeladores producidos en esas fechas. En un comunicado la empresa ha explicado que no ha recibido informes sobre ninguna persona que haya sufrido descargas eléctricas.

La información sobre la fecha de fabricación aparece al quitar el cajón inferior del frigorífico o congelador, en la etiqueta del producto, situada a la izquierda. La fecha está compuesta por cuatro cifras y aparece en la esquina superior derecha de la etiqueta. Esta retirada del mercado afecta, por tanto, a los productos con fechas 1545 a 1607[entre la semana 45 de 2015 y la semana 7 de 2016].

La empresa ha indicado que compensará a los clientes afectados, pero no ha precisado de qué manera.

La compañía lanzó el año pasado una importante campaña para advertir de que muchos de sus muebles (especialmente las cómodas) debían anclarse a la pared, después de que las autoridades de consumo de Estados Unidos alertaran de riesgos si se volcaban, especialmente cuando hay niños en casa. En su web tiene un apartado especial (llamado recalls) donde va lanzando advertencias sobre artículos que retira. El pasado mes de marzo aviso sobre riesgos con unas lámparas. Semanas antes se advirtió a los consumidores de los problemas con un juguete. En 2015, avisó de un mal etiquetado en alimentación, una lamparita infantil y una cancela de seguridad que no funcionaba correctamente. 

Editado por Última hora

Más información