Las Bolsas cierran con subidas una semana marcada por la volatilidad

El rebote del viernes no logra enderezar una semana en la que la clave ha sido la aversión al riesgo por la amenaza de 'Brexit'

Paneles en la Bolsa de Madrid.
Paneles en la Bolsa de Madrid.EFE
Más información
Nueva jornada de pérdidas en la Bolsa por la amenaza del ‘Brexit’
Las Bolsas europeas pierden más de 400.000 millones en tres días
Un mercado sin rumbo

Las Bolsas han cerrado con subidas una semana turbulenta, marcada por la volatilidad derivada de la amenaza del Brexit, la hipotética salida de Reino Unido de la UE tras el referéndum del día 23, así como por la reunión de la Reserva Federal de EE UU, que el miércoles dejó intactos los tipos de interés. La incertidumbre y el nerviosismo por las consecuencias económicas de esa hipótesis, que las encuestas reflejan como más probable, han empujado a los inversores a la búsqueda de refugio en valores seguros, como la deuda soberana, en especial la alemana –el bono alemán a 10 años ha cotizado en negativo por vez primera en su historia-, el oro o el yen. 

El Ibex repuntó este viernes un 1,98%, para acabar la semana con una caída total del 1,5%. Londres subió este viernes un 1,19%, mientras Paris subió del 0,98%. Repunta también Fráncfort, que hoy gana un 0,85%. Milán se apuntó este viernes una fuerte subida del 3,49%, pero no le sirvió para enjugar pérdidas semanales del 1,1%.

“El balance es negativo, pero previsible”, sostiene Víctor Peiró, de BEKA Finance, resaltando la “aversión al riesgo” que ha recorrido toda la semana por la amenaza de Brexit. Por ello, dice, “los inversores han buscado valores refugio”, como el bono alemán, que el martes entró en rentabilidad negativa por primera vez en su historia, lo que significa que los inversores preferían pagar por tener su dinero en bonos alemanes, considerados muy seguros. Solo este viernes han regresado a la rentabilidad (+0,07%). Javier Urones, analista de XTB coincide en que la semana “ha venido marcada principalmente por el referéndum sobre el Brexit. A medida que el ‘no’ a Europa se hacía más fuerte, hemos sido testigos de caídas abruptas en la renta variable y búsqueda de seguridad en el mercado de renta fija”. “La clara búsqueda de refugio en el mercado de renta fija no hace sino complicar la situación de nuestra prima de riesgo”, que se ha colocado hoy en los 153 puntos.

También el yen ha sido puerto seguro para los inversores, fortaleciendo aún más la moneda japonesa frente al euro y el dólar. El miércoles, el Banco de Japón declinó adoptar nuevos estímulos monetarios, pese a la fortaleza de la divisa, que lastra sus exportaciones. De nuevo, el Brexit aplazó las decisiones. Así, el yen se ha apreciado en la semana un 2,3% frente al euro, contando la bajada de este viernes. La bolsa japonesa ha pagado estos platos rotos: El Nikkei ha cerrado la semana con una caída acumulada del 2,62%. Un recorrido similar al yen ha experimentado el oro, que se apunta una subida semanal del 1,2%, del 6% si tomamos todo el mes de junio. Por su parte, el barril de brent, tras alcanzar los 52,5 dólares de hace apenas nueve días, se ha revalorizado con fuerza hoy para cerrar en 48,59 dólares.

Aversión al riesgo

La renta variable se ha resentido de esa aversión al riesgo. Pese al repunte de hoy, las Bolsas cierran la semana con balance negativo, con caídas superiores al 1% en las principales plazas. Los mercados sufren así las consecuencias de una agitada semana, marcada por la amenaza del Brexit y las reuniones de los bancos centrales de EE UU, Inglaterra y Japón en las que ninguno de los tres emisores decidió tocar tipos, en parte por la situación económica y en parte por no alterar aún más la situación a pocos días de la cita de los británicos con las urnas. La propia presidenta de la Fed, Janet Yellen, lo admitió el miércoles: la consulta en Reino Unido fue uno de los motivos por los que se decidió no tocar los tipos de interés.

“Hoy han girado los mercados. A ver si dura”, señala Peiró, y menciona el asesinato de la diputada laborista británica Jo Cox como detonante. “Puede que impulse a los indecisos a decantarse por la permanencia”, aventura. También Bankinter, en su informe diario, sostiene que el suceso “puede reducir la probabilidad del Brexit”.

No obstante, Peiró apunta también a otras causas para el rebote del viernes en el Ibex. “Cazagangas que aprovechan buenas oportunidades” por las caídas de los últimos días y “noticias empresariales positivas”, como la fusión de Gamesa con la división eólica de la alemana Siemens, que ha forzado a suspender la cotización de la española pero que en la reanudación ha disparado sus acciones más de un 5% y que “demuestran que la actividad empresarial continúa”. En su última sesión en el Ibex, OHL se ha disparado un 13,3%. También Scyr ha salido del índice con fuertes subidas, del 9,66%.

Pero alerta: “Veremos si dura el rebote. Salvo que las encuestas se vuelvan claramente contra el Brexit, habrá mucha volatilidad, sobre todo en España, por la cercanía de las elecciones”. Igual piensa Urones, que prevé que la consulta británica “marque el devenir de la renta variable”. Si finalmente se produce la salida, augura “un nuevo movimiento bajista que sin lugar a dudas pondría en jaque los mínimos anuales situados en la cercanía de los 7.700 puntos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS