Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual se desploman un 31,2%

Entre enero y marzo se iniciaron 6.118 procedimientos por impago de la hipoteca

En el primer trimestre el 0,03% de las viviendas familiares iniciaron una ejecución hipotecaria.

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual siguen remitiendo. El número de procedimientos por los que una casa gravada con una hipoteca es vendida por impago de sus cuotas hipotecarias se ha desplomado hasta los 6.118 expedientes en los primeros tres meses del año, lo que supone un 31,2% menos que en el mismo periodo de 2015, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Tomando como referencia el total de viviendas familiares existentes en España en el primer trimestre (18.408.300), el 0,03% iniciaron una ejecución hipotecaria en ese periodo.

Al tiempo que la crisis se aleja, lo hace también uno de sus lados más oscuros. Hace dos años, en 2014, la entrega de viviendas habituales para hacer frente al pago de la deuda con el banco alcanzó los 34.680 procedimientos. Ya en 2015 bajaron por primera vez un 13%. La rebaja de los tipos de interés hasta mínimos históricos -cerró mayo otra vez en terreno negativo por cuarto mes consecutivo y se hundió en tasa mensual en el -0,013%- y los acuerdos entre deudores y entidades financieras han ayudado a aliviar el drama.

Los hipotecados en 2007, los peor parados

Los que se hipotecaron en el año 2007 y lo hicieron con viviendas usadas han sido los más perjudicados. El 20,4% de las ejecuciones correspondió a prestamos constituidos en ese año. El 15,6% fue con hipotecas firmadas en 2006 y el 11,8% con las suscritas en 2008. El periodo comprendido entre 2005 y 2008 concentró el 58,5% de las ejecuciones hipotecarias y los mayores valores se alcanzaron en 2013 y 2007. El 0,20% y el 0,19%, respectivamente, de las hipotecas constituidas sobre viviendas esos años ha iniciado una ejecución hipotecaria este trimestre, según el INE. El 86,4% de los procedimientos iniciados hasta marzo han sido sobre viviendas de segunda mano, mientras que el 13,6% restante sobre nuevas. 

Cuando se trata de viviendas de personas jurídicas y no físicas, suponen el 17,7% del total de ejecuciones hipotecarias. Al margen de la vivienda, el número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias del conjunto de fincas iniciadas en el primer trimestre fue de 19.354, lo que supone un 37,9% menos que en el mismo periodo de 2015.

Andalucía, la más asfixiada

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre viviendas fueron Andalucía (3.144), Cataluña (2.113) y Valencia (2.094) presentaron el mayor número de ejecuciones. Y Cantabria (43), La Rioja (54) y Navarra (61), los menores. Los hipotecados entre  2003 y 2015 en Murcia (0,25%), Andalucía (0,20%) y Comunidad Valenciana (0,18%) son los peor parados.Por su parte, los de País Vasco (0,03%) y Cantabria (0,06%) presentan los valores más bajos.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >