Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Negocio exterior

Las empresas de la Bolsa española tienen ya el 64% de su negocio fuera

El peso de la facturación lograda en el extranjero en 2015 por las cotizadas alcanza su máximo histórico

Una autopista de México gestionada por la española OHL
Una autopista de México gestionada por la española OHL

Hace tiempo que las grandes empresas españolas apostaron por hacer las américas e invertir en Asia. Pero nunca antes el negocio de las cotizadas estaba tan concentrado en el exterior. Según el informe anual sobre el ejercicio de 2015 publicado por Bolsas y Mercados Españoles (BME), el 64,29% del importe neto de la cifra de negocio agregada de 117 empresas incluidas en el mercado principal de la Bolsa española tuvo su origen fuera de España.

El porcentaje, recuerda BME, es el más alto de sus registros. Son dos puntos más que en 2014, 20 por encima de hace diez años y 40 más que dos décadas atrás. "A día de hoy, algo más de dos tercios de la facturación de las cotizadas se genera fuera de España, por un importe que alcanzaba los 317.000 millones de euros al terminar 2015, de los que 101.000 aproximadamente tienen su origen en algún país de la Unión Europea (UE) y el resto de otras áreas con un peso preponderante de Latinoamérica generado en diferentes países pertenecientes o no a la OCDE", repasa.

Las compañías cotizadas españolas comenzaron a generar más dinero fuera que dentro de España ya en 2009. Y con la crisis, esa cifra no ha dejado de incrementarse. El año pasado lograron aumentar de media en total el 3% su facturación. Y volvió a ser gracias a su internacionalización: mientras que en España la cifra de negocio disminuyó un 4,5%, en el extranjero aumentó un 7,8%. Estas cifras reflejan que ha sido la apuesta por el exterior lo que les ha permitido seguir creciendo.

Las empresas de la Bolsa española tienen ya el 64% de su negocio fuera

Aunque seis de cada diez euros llegan de media del exterior en las cotizadas, esa cifra es una media. Dentro del mercado (teniendo en cuenta 117 empresas cotizadas), hay algo más de una veintena que todavía tienen todo su negocio concentrado en España. En el otro lado se sitúan 11 compañías que reciben del exterior el 90% de sus ingresos. En 16 ese importe se situó entre el 80% y el 90%; en 15 entre el 70% y el 80%; y en 17 entre el 50% y el 70%.

Riesgos diversificados

Generar parte del negocio en el exterior expone a las empresas a algunos riesgos extra: especialmente la fluctuación de divisas extranjeras. Sin embargo, BME considera que la diversidad de las fuentes de facturación en el caso de las cotizadas españolas ayuda a frenar los golpes. "El peor comportamiento de las economías emergentes latinoamericanas en 2015 ha tenido menos impacto del que podría ser en la cifra de negocios gracias a esa diversificación que, en muchas ocasiones se produce mediante adquisiciones de empresas en el exterior y la adjudicación de contratos y negocios a favor de compañías españolas cotizadas para ser desarrollados fuera de España", subraya.

El informe anual cifra esas nuevas compras realizadas por los grandes grupos españoles el año pasado en casi 30.000 millones, lo que supone duplicar la cifra de adquisiciones del ejercicio anterior.  También los accionistas son ahora más internacionales que años atrás: cerca del 45% de los títulos de las empresas cotizadas españolas está en manos de inversores no residentes, frente a alrededor del 25% en el caso de las sociedades anónimas no cotizadas.

Por sectores, el de los bienes de consumo es el más expuesto al exterior (tienen más del 80% de su negocio fuera), seguido de la industria y la construcción (76%), cuyo crecimiento internacional destaca el informe. El sector del petróleo y la energía es, de media, el que más ingresos mantiene porcentualmente dentro de España.

Más información