Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB de Japón crece más de lo esperado en el primer trimestre

La economía nipona creció entre enero y marzo un 0,4% respecto al trimestre anterior

Un hombre trabaja en un área industrial de Tokio.

El producto interior bruto (PIB) de Japón creció entre enero y marzo un 0,4% con respecto al trimestre anterior (octubre-diciembre), según ha informado hoy el Gobierno japonés, con lo que supera las expectativas de los expertos. En términos anuaizados, la economía japonesa se apunta un crecimiento del 1,7%. No obstante, los datos muestran la debilidad de la recuperación, teniendo en cuenta que en el último cuarto de 2015, la economía nipona se contrajo un 0,4%

Aunque los datos de crecimiento están por encima de las previsiones de muchos analistas, algunos de los cuales apuntaron incluso que Japón volvería a entrar en recesión técnica, no le sirven de momento al Gobierno del primer ministro, Shinzo Abe, para refrendar una recuperación sólida.

El consumo, principal componente de la economía japonesa, creció apenas un 0,5% en los tres primeros meses del año con respecto al trimestre anterior. La cifra evidencia los problemas que el programa económico del Gobierno, conocido como Abenomics, sigue teniendo para transmitir a los hogares nipones la confianza que en su momento sí han mostrado los mercados de renta variable en Japón.

Por su parte, el dato de la inversión de capital corporativo, que mostró una contracción intertrimestral del 1,4%, certifica las dudas que han sembrado en el sector privado la crisis de los precios del petróleo y la ralentización de las economías emergentes, además del fortalecimiento del yen. Ayer mismo, el Gobierno japonés mostró públicamente su disposición a actuar en el mercado de divisas para que sus exportaciones no se vieran perjudicadas por una fortalez excesiva de su moneda. Las exportaciones, otro pilar importante para la tercera economía mundial, avanzaron apenas un 0,6% en relación con el último tramo del año anterior.

La inversión pública siguió creciendo en Japón los primeros tres meses del año con un avance del 0,3% intertrimestral.

Los datos de crecimiento del PIB siembran, además, dudas sobre los próximos movimientos del Gobierno Abe, que se enfrenta en julio a unos comicios para renovar parte del Senado y en materia de política fiscal debe aún aclarar si apostará por ejecutar o no una subida del IVA en abril de 2017. Los organismos internacionales instan desde hace tiempo a Tokio a que sanee su fiscalidad aplicando subidas del gravamen, que a su vez se teme que puedan ahogar por completo la demanda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >