Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ercros reducirá la plantilla y la producción de cloro en 2018

La empresa presenta un plan para ajustarse a la normativa europea que prohíbe el uso de mercurio

Trabajos de descontaminación en la planta de Ercros en Flix.
Trabajos de descontaminación en la planta de Ercros en Flix.

Una directiva europea prohibirá, a partir de 2018, la producción de cloro a través de la tecnología de mercurio. Este veto obligará a Ercros, la productora del 42% del total de este producto en España, a realizar un plan de adaptación tecnológica que la lleve a una producción más limpia. El cambio, sin embargo, implicará la pérdida de unos 120 puestos de trabajo dentro de 2 años y una disminución de 168.000 toneladas anuales del cloro.

“De cara al 2020 seremos una empresa más pequeña pero más rentable y solvente”, ha justificado el presidente de Ercros, Antoni Zabalza. La renovación tecnológica costará 53 millones de euros y se hará en dos fases. En la primera, de dos años, se desmontará la producción basada en mercurio para desplegar un sistema de membranas, que por ejemplo no implica una dependencia tan alta de la electricidad y que encarecía los costes de producción. Esto implicará clausurar la producción de cloro en la planta de Flix y centralizarla en las de Vila Seca y Sabiñanigo. De las 298.000 toneladas actuales se pasará 130.000.

El cambio no solo le permite a Ercros cumplir con la normativa sino que le ayuda a esquivar los efectos del cierre de su principal cliente de cloro, Covestro (la antigua Bayer), programado también para finales de 2017. “Mantendremos la producción mediante mercurio hasta el límite que nos permita la ley y posteriormente haremos el cambio”, ha asegurado Zabalza. En los 12 últimos meses la empresa ha facturado 619 millones de euros, 2,4% más que el ejercicio anterior.

Zabalza ha asegurado que la reestructuración implicará un ERE para alrededor de 120 empleados que están en las plantas de producción de cloro y que no se llevará a cabo sino hasta 2018. “La media de edad es muy alta por lo cual se intentarán bajas incentivadas”, ha asegurado el directivo. También habrá un plan de movilidad interna a las otras nueve plantas que tiene la empresa. Ercros calcula que despedirá a unos 75 empleados en Flix (dos tercios del total de la plantilla) y a 60 en Vilaseca.

Casi dos terceras partes de la primera fase de renovación se harán con recursos propios, lo que hará que no se puedan dar dividendos al menos por dos años más. Zabalza ha asegurado que no quiere aumentar la deuda financiera de la empresa, que asciende a 86 millones de euros y que es equivalente a dos veces la EBIDTA de los doce últimos meses (43,3 millones de euros). “Hemos conseguido salir de la crisis más solventes”, ha justificado el directivo.

La Ercros que surgirá de la renovación tecnológica será más pequeña, ha aceptado Zabalza. Según sus cálculos, en 2020, la facturación incluso puede caer en unos 30 millones de euros debido a la disminución de la producción de cloro. El directivo ha asegurado que se maneja un escenario en el que el negocio de la química básica pierda peso (ahora en un 41%) a favor de la Química Intermedia (colas y resinas), los plásticos y la farmacia. “Tenemos que ir hacia porductos con mayor valor añadido, como los PVC biodegradables y flexibles”, ha explicado el directivo.