Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

The New York Times cierra su sede en París para operar desde Hong Kong

El grupo editor de la Dama Gris explica que los costes de esa oficina hacen inviable el negocio

Vista del edificio sede del New York Times en Nueva York
Vista del edificio sede del New York Times en Nueva York EFE

El grupo editor de The New York Times marca el fin de una historia que empezó hace 130 años. El venerable diario estadounidense anunció este martes que dejará de imprimir la edición internacional de la cabecera en París, lo que afectará a unos 70 empleados que se dedican a su edición extranjera en la capital francesa. El grupo editor de la Dama Gris explica que concentrará las operaciones en Nueva York y Hong Kong.

“El futuro de la edición internacional será en el mejor de los escenarios incierto sin estos cambios”, explica la dirección en una nota que circuló entre los empleados para explicar los motivos del cese de las actividades de edición e impresión. Hace solo tres años que la compañía de medios cambió el nombre del International Herald Tribune a International New York Times, para unificarlas.

El editor del Times se hizo con el control del The International Herald Tribune en 2003, al comprar su participación al The Washington Post. En ese momento empezó una compleja simbiosis entre París y Nueva York. “Francia seguirá siendo un mercado vital para nosotros”, afirma, al tiempo que garantiza que seguirá manteniendo una “robusta presencia” en París de corresponsales y para captar publicidad.

La idea es simplificar el proceso de edición y de impresión de la versión internacional, que se gestionará desde la sede central en Nueva York y la oficina que tiene en Hong Kong. El coste de mantener la oficina en Francia hacia el negocio “inviable” en un mundo digital. La relación con la capital francesa comenzó en 1887, como la edición europea del New York Herald. Solo estuvo ausente durante la ocupación nazi, en la Segunda Guerra Mundial.

The New York Times tiene previsto presentar resultados trimestrales el próximo 3 de mayo. El pasado ejercicio registró ingresos por valor de 1.580 millones de dólares, que le aportaron un beneficio neto próximo a los 63 millones. Aunque la cifra de negocio quedó estable, ganó casi el doble en un año. Como otros grandes medios impresos, está unificando operaciones y reduciendo costes para ser rentable en la era digital.