Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Popular desiste de comprar Citi en Centroamérica tras el recelo del BCE

La entidad consideró poco rentable la operación, que el supervisor no veía con buenos ojos

Ángel Ron, presidente del Banco Popular.
Ángel Ron, presidente del Banco Popular.

El Popular sopesó desde principios de año la compra del negocio de banca de consumo de Citigroup en cinco países de Centroamérica: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá. Sin embargo, tras analizar en el consejo, desistió de pagar los 500 millones de dólares (432 millones de euros) que se pedían por la baja rentabilidad de la operación y por los recelos del BCE. Además, la entidad era consciente de que debería reponer el capital gastado en la compra.

El 24 de junio pasado, el Banco Popular cerró la compra del negocio de consumo del Citi en España, por unos 325 millones de euros teniendo en cuenta las provisiones necesarias. Si se tiene en cuenta el coste de capital, la operación tuvo un coste de 489 millones, según informó Popular.

Tras esta operación, en el mercado financiero se daba por segura la adquisición del negocio del Citi en Centroamérica, que se ofrecía en un paquete que incluía los cinco países. Sin embargo, el Popular se echó para atrás tras analizarla en el consejo y en la comisión ejecutiva. Fuentes del Popular comentan que, tras un profundo estudio, la operación en bloque no ofrecía la rentabilidad deseada, pese a que algunos países eran atractivos.

Además, en la entidad eran conscientes de que el Banco Central Europeo (BCE), que utilizó al Banco de España como interlocutor, no veía con buenos ojos esta adquisición por estar fuera de su zona de supervisión. El BCE ha dejado claro a los bancos que no quiere que entren en algunos países donde considera que los supervisores no son muy exigentes. Al mismo tiempo, en el Popular reconocen que, si hubieran realizado el pago acordado, el mercado les hubiera exigido reponer el capital gastado en la operación. “No hubiera sido un problema porque el banco ha captado cantidades similares recientemente sin grandes dificultades”, añaden.

Más exigencia de capital

Otras dos fuentes financieras consultadas coincidieron en comentar que el propio BCE reclamó un refuerzo de capital al Popular si hacía esta operación. Estos días, el supervisor europeo está analizando los niveles de capital que deben tener las entidades en el futuro.

El Popular ya está en Latinoamérica a través de su inversión en el grupo financiero mexicano BX+. Recientemente, el presidente de Banco Popular, Ángel Ron, avanzó que sus planes de crecimiento internacional pasa por extender su negocio por Estados Unidos y México mediante compras. “Vamos a seguir buscando sin plazo”, comentó. En el caso de EE UU, donde cuentan con Total Bank, Ron admitió que “habrá que poner el capital que sea necesario en función de las oportunidades”. El Popular busca un tamaño adecuado para rentabilizar las inversiones ya que las pequeñas adquisiciones no generan negocio suficiente.

“En México estamos en una fase inicial”, explicó el presidente del Popular, tras recordar que han invertido 100 millones de euros y que tienen previsto abrir 50 oficinas más con su socio. Sin embargo, a la entidad no le está resultando fácil crecer en países de la zona.

Más información