Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bimbo paga 190 millones por Panrico

La compañía mexicana confirma la adquisición de su competidora al fondo Oaktree

Un repartidor de Bimbo en Ciudad de México.
Un repartidor de Bimbo en Ciudad de México. SUSANA GONZÁLEZ (bloomberg)

La compañía mexicana Bimbo ha confirmado que adquiere a su competidora Panrico y que pagará 190 millones de euros a su propietario, el fondo Oaktree. La única categoría de Panrico que no absorberá es la de pan de molde, que queda fuera de la transacción, según ha confirmado la empresa este jueves.

La compañía mexicana Bimbo está presente en España y Portugal a través de su filial Bimbo Iberia, donde comercializa más de 100 marcas, como Bimbo, Silueta, Ortiz, Martínez, Eagle, Bony, Pantera Rosa, Tigretón, Thins, Oroweat y Thomas. Tiene cerca de 2.000 empleados y cuenta con nueve plantas. En todo el mundo, Bimbo posee 166 fábricas y aproximadamente 1.600 centros de venta localizados en 22 países de América, Europa y Asia.

Panrico, por su parte, es una de las compañías líderes de la industria de la panificación en España y Portugal, donde cuenta con nueve plantas de producción y más de 2.000 trabajadores. Su producto estrella son los Donuts y también controla marcas como La Bella Easo, Bollycao o Qe!. Registró en 2014 ventas aproximadas de 280 millones de euros.

El fabricante español de Donuts fue creado en 1963 por la familia Costafreda, que la mantuvo en sus manos durante más de 40 años, hasta que el fondo de inversión británico Apax Partners la compró en 2005 por 900 millones de euros. Ha ido pasando de mano en mano hasta en cuatro ocasiones en un lustro. Sus últimos dueños, el fondo estadounidense Oaktree, se quedó el 100% de Panrico en 2013, después de que atravesara una situación límite y controlada por los bancos acreedores. En 2014 la dirección aplicó un ERE que acabó con 468 despidos. Durante el ejercicio, logró mejorar su facturación.

Bimbo se hizo con su filial española Bimbo Iberia en 2011, cuando se la compró a Sara Lee por 115 millones de euros y desde entonces no ha vendido ninguno de sus activos. La buena marcha de sus finanzas ha permitido a la mexicana ir actualizando las plantas españolas. Este año ha inaugurado en Azuqueca de Henares (Guadalajara) la planta más avanzada de Europa, que ha costado 50 millones de euros.