Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confirma la multa de 30 millones a Orange por los SMS

Competencia sancionó a la compañía por abusar de su posición junto a Telefónica y Vodafone

El Tribunal Supremo ha confirmado una multa de 29,95 millones de euros impuesta a Orange por Competencia en 2012 por cobrar precios mayoristas excesivos a los operadores móviles virtuales (OMV), a los que alquila su red, por el envío y recepción de mensajes de texto (SMS) y mensajes multimedia (MMS) en el ámbito nacional.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNC) --ahora integrada dentro del macroregulador CNMC-- multó en diciembre de 2012 a Telefónica Móviles, Vodafone y Orange con 120 millones de euros abusar de su posición en los mercados mayoristas relacionados con los mensajes cortos. La multa a Telefónica Móviles ascendía a 46,49 millones de euros, mientras que las de Vodafone y Orange eran de 43,5 y 29,9 millones de euros, respectivamente.

En el momento de su imposición fue la segunda mayor multa de la CNC tras la que le impuso en 2009 a un grupo de aseguradoras. (Asefa, Mapfre, Caser, Scor, Munich Re y Swis Re) de 120 millones de euros.

El Supremo rechaza así el recurso que Orange presentó contra la sentencia de la Audiencia Nacional dictada el 31 de octubre de 2013 que, a su vez, confirmó la sanción impuesta en diciembre de 2012 por la CNC. No obstante, Orange ha aclarado que la sentencia del Supremo solo se refiere al recurso presentado por la compañía por considerar que se habían conculcado los derechos fundamentales, pero aún persiste un segundo recurso ordinario, que es el que trata del fondo del asunto.

Dicho, recurso, similar a los presentados por Telefónica y Vodafone, está aún sustanciándose en la Audiencia Nacional, que no ha dictado sentencia en ninguno de los tres casos. Las compañías ya anunciaron que en caso de que la Audiencia no les diera la razón llevarán el caso al Supremo y al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El Supremo recoge los argumentos de Competencia que certificó que Telefónica, Vodafone y Orange utilizaban una situación de monopolio en esos servicios de SMS para imponer precios mayoristas abusivos entre 2004 y 2009. Así, los SMS tras descender de los 9 a los 6 céntimos se mantuvieron estables hasta el 2009, a diferencia de lo ocurrido con los precios mayoristas de las llamadas de voz, que están regulados y habían caído cerca del 70% en diez años. De la misma forma, las tarifas mayoristas de los MMS permanecieron casi invariables en el entorno de los 30 céntimos por mensaje desde 2005, con un ligero repunte desde 2007. Este patrón es idéntico en los tres operadores y se ha mantenido pese al incremento del tráfico.

De hecho, el fallo del Supremo ha contado con el voto particular del magistrado José Díaz Delgado, que acepta los argumentos de Orange por entender que se han podido vulnerar los artículos 25 y 24.2 de la Constitución por imponerle la sanción sin acreditar que hubiese actuado “deliberadamente o con negligencia” en su comisión.

“En consecuencia, a mi juicio la sanción se basa en meras conjeturas genéricas, que por otra parte se contradice con la inexistencia de actividad alguna en contra de estas empresas en ejercicios anteriores”, añade el magistrado.

Más información