Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Invertir en vivienda solo si reporta más del 5%

Según la OCU los precios deben bajar aún un 30% y los pisos de la banca no son gangas

Para un particular la compra de una vivienda como inversión solo es rentable si aporta más de un 5% de rentabilidad para compensar los gastos de la compra, alquiler, riesgo de impagos y desperfectos. "Y para obtener rentabilidades de ese nivel, el estudio detallado de 300 barrios de las principales capitales españolas nos muestra que habría que comprar como mínimo un 30% por debajo de los precios medios actuales", advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). La organización considera que "no hay que confundir al consumidor", puesto que la inversión en ladrillo no es comparable con los depósitos a plazo fijo. "Tiene riesgos, elevados gastos de adquisición, impuestos y gestión, y escasa liquidez", explican.

En todo caso, recomiendan no destinar en la compra de una vivienda más de cuatro veces los ingresos familiares netos. Según el Banco de España, en 2014 los consumidores aportaron 6,3 veces sus ingresos brutos a la adquisición de vivienda.

Otro mito que OCU tira por tierra es el de que las entidades financieras tienen los mejores precios. "A pesar de lo que mucha gente cree, que el banco sea el dueño del piso no es garantía de buen precio. Hay viviendas de particulares igual de baratas o más y sobre todo en mejor estado de conservación".

En el estudio realizado por esta organización entre 54 ofertas inmobiliarias de entidades, agencias y particulares, los pisos de la banca que tenían un precio sensiblemente más barato necesitaban reformas importantes. La mitad de los pisos de los bancos visitados por OCU necesitaba obras.

Respecto a la financiación, tampoco es ventajosa. "Los diferenciales habituales que ofrecen los bancos están entre el 1,6% y el 3% dependiendo del grado de vinculación con la entidad a través de la contratación de otros productos. El diferencial más barato encontrado fue de 0,9%, al nivel de las mejores ofertas del mercado, pero para un piso caro".

OCU estima que el precio de la vivienda en España debe seguir bajando para adaptarse a la capacidad real de pago de los españoles. Recomienda extremar la prudencia antes de lanzarse a comprar, comparar y no limitarse a pisos de bancos. La negociación permite conseguir rebajas que en ocasiones pueden alcanzar hasta el 30% sobre el precio inicial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >