Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixabank duplica su beneficio por los ingresos fiscales a su favor

"No tenemos una decisión tomada sobre la venta de Repsol a Criteria", afirma Gortázar

La entidad aboga por una junta extraordinaria en BPI para abordar los límites de los derechos de voto

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar (a la izquierda) y el presidente, Isidro Fainé.
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar (a la izquierda) y el presidente, Isidro Fainé.

CaixaBank empezó el año con un resultado neto atribuido de 375 millones de euros durante el primer trimestre del 2015,el 99,1% más que hasta marzo del año anterior. Este primer tramo del ejercicio ha venido marcada por la incorporación del negocio minorista, la gestión de patrimonios y la banca corporativa de Barclays, que se formalizó el pasado 2 de enero y que, según el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, se integrará completamente en este trimestre. La operación permitió incorporar 550.000 clientes, 15.609 millones de recursos de clientes y 17.782 millones de crédito. Pero además, esa compra permitió a la entidad apuntarse a la cuenta de resultados 164 millones de impuestos a su favor. De este modo, el resultado antes de impuestos ascendió a 211 millones de euros, el 19,1% más, mientras el neto se duplica.

Gortázar ha destacado el aumento del margen de intereses (que mide el negocio puramente bancario), del 14,6% y el incremento del margen bruto, del 7%. Las comisiones crecieron el 12,9% y los ingresos por las participadas lo hicieron el 19,5%. En la contabilización de la compra de la filial de Barclays en España, además, CaixaBank se ha apuntado una diferencia de consolidación a su favor de 602 millones de euros. Los créditos a clientes aumentaron el 7,6%, mientras que los recursos de clientes lo hicieron un 7,8%. Gortázar señaló el fuerte incremento de los recursos fuera de balance, que subieron el 25,9% a causa de las bajas retribuciones de los depósitos a plazo por el descenso de los tipos de interés.

La tasa de morosidad del banco se mantuvo en el 9,7%, igual que en el último trimestre y por debajo del 11,4% del primer trimestre de 2014. Ello se debe, según Gortázar, a que la tasa de créditos dudosos de Barclays era superior a la de CaixaBank. Sin esa incorporación, esta ratio hubiera bajado al 9,5%. La cartera de activos inmobiliarios adjudicados asciende a 6.998 millones de euros, mientras que la tasa de solvencia se situó en el 12,1%.

En el plan estratégico de la entidad para el periodo 2015-2018 prevé que la entidad rebaje el peso de las participadas dentro de CaixaBank para reducir su consumo de capital. Este era del 24% hace tres años, ahora se sitúa en el 16% y el plan apunta a rebajar esa proporción a por debajo del 10%. Una de las posibilidades que se barajas es el traspaso de participaciones de Repsol a Criteria, la sociedad que controla CaixaBank. "No hay una decisión tomada, nada sobre la mesa ni nada que hacer en una dirección concreta. Es una posibilidad", ha asegurado Gortázar.

La entidad también se halla inmersa en plena OPA sobre el banco portugués BPI. Preguntado acerca de si la CaixaBank mantendrá su participación en la entidad portuguesa en caso de que no prospere la OPA, Gortázar ha señalado que si eso se produce se analizarán "todas las opciones". "Si la OPA no prospera tendremos que analizar todas las opciones que tengamos, será un entorno que tendremos que valorar cuando llegue el momento", ha afirmado Gortázar.

BPI celebrará el próximo 29 de abril su junta general ordinaria de accionistas, en la que la empresaria Isabel dos Santos ha logrado introducir un nuevo punto en el orden del día. En concreto, Dos Santos ha conseguido que la junta someta a votación un cambio de estatutos para eliminar la actual limitación del 20% que existe a la hora de ejercer los derechos de voto, una de las condiciones que ha fijado CaixaBank para seguir adelante con la OPA. Gortázar ha señalado que la entidad opina que lo adecuado es convocar una junta de accionistas "más adelante", puesto que la OPA tiene "un recorrido largo" y ahora se votaría "sin conocimiento de causa".

Más información