Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sentencia definitiva tras 17 meses de conflicto por el ERE de Coca-Cola

Coca-Cola anunció en diciembre de 2013 el ERE que el Supremo acaba de anular

Empleados de Coca-Cola celebran la decisión del Supremo
Empleados de Coca-Cola celebran la decisión del Supremo REUTERS

El Tribunal Supremo ha ratificado que el expediente de regulación de empleo (ERE) que la embotelladora de Coca-Cola aplicó en España es nulo. Supuso el traslado o despido de 821 trabajadores. La plantilla lleva 17 meses pendiente de este proceso, que les anunciaron justo antes de las navidades de 2013 y que queda anulado en la primavera de 2015. La sentencia deja todavía muchos interrogantes abiertos, y la compañía todavía no ha revelado si presentará un nuevo ERE o se replanteará alguna de sus decisiones pasadas.

- 9 de diciembre de 2013. La embotelladora única de Coca-Cola en España, Iberian Partners, anuncia a los sindicatos su intención de cerrar cuatro de sus 11 plantas españolas. La compañía acababa de consolidar un proceso de fusión, y siete empresas que embotellaban el popular refresco estadounidense, se convirtieron en una sola firma. La empresa decide reorganizar las plantas y dice que su plan de ajuste afectará a 1.200 empleados.

- 22 de enero de 2014. Coca-Cola Iberian Partners descubre sus cartas: anuncia que las plantas que cerrará serán las de Alicante, Colloto (Asturias), Palma de Mallorca y Fuenlabrada (Madrid). Habrá 750 despidos. La plantilla no se esperaba un ajuste tan duro, especialmente, los empleados de Fuenlabrada, ya que esa fábrica era considerada una de las más modernas de Europa. Comienzan las movilizaciones.

- 31 de enero de 2014. Tras una semana de duras protestas, la plantilla de la empresa comienza una huelga en Fuenlabrada. Los sindicatos anuncian una movilización en oda España: paros generales a partir del 4 de febrero en todas las plantas embotelladoras y delegaciones comerciales de Coca-Cola y una manifestación general para el 15 de febrero.

- 6 de febrero de 2014. Coca-Cola Iberian Partners hace una primera oferta para pactar los despidos, con indemnizaciones de 30 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades. Además, dice que pagará 5.000 euros de ayuda a los empleados que se trasladen de ciudad. Además, plantean un plan de prejubilaciones. Los sindicatos aceptan negociar, pero advierten de que su prioridad es mantener el empleo.

- 18 de febrero de 2014.Tras semanas de duras negociaciones, Coca-Cola Iberian Partners cede y dice que no habrá despidos, sino bajas incentivadas, traslados y prejubilaciones. Sube sus indemnizaciones a 45 días por año trabajados con 42 mensualidades de tope. Sin embargo, se niega a mantener abiertas las cuatro plantas que va a cerrar. Parte de los afectados, en especial en la planta de Fuenlabrada, de donde ya no salen mercancías, avisan de que solo negociarán si la empresa mantiene empleo.

- 20 de febrero de 2014. CC OO avisa de que no pactará los despidos y dice que impugnará el ERE. Se acaba el plazo para lograr un ERE pactado. La empresa se toma un periodo de 15 días para tomar una decisión sobre el ajuste y el cierre de las plantas. La compañía decide seguir adelante con los traslados y los despidos.

- 1 de abril de 2014. Los trabajadores empiezan a recibir las cartas de despido. En los tribunales, los recursos de los sindicatos siguen su curso. Mientras, en la marca Coca-Cola, aunque en inicio aseguraban estar al margen del conflicto de la embotelladora, cargan contra la plantilla. Marcos de Quinto, entonces presidente de la marca en España, critica abiertamente a los representantes sindicales en Twitter.

- 4 de abril de 2014. Inspección de Trabajo cuestiona el ajuste de plantilla en las embotelladoras. Advierte de que las causas productivas para justificar el ajuste no están claras. Critica que falta documentación y que el proceso de fusión de empresas anterior al ERE presenta algunas dudas.

- 14 de mayo de 2014. Empleo confirma que expedienta a Coca-Cola Iberian Partners. Inspección de Trabajo confirma que la embotelladora trasladó productos fabricados en otras partes a Madrid durante el ERE, lo que vulnera el derecho a la huelga. Esta acusación es clave para el desenlace del expediente y su anulación por parte del Supremo meses después.

- 13 de junio de 2014. La Audiencia Nacional anula el ERE de Coca-Cola. La sentencia obliga a la readmisión de los despedidos en los mismos puestos de trabajo que tenían antes de los despidos. Si se niega, deberá pagarles sus salarios aunque se queden en casa, así como todos los salarios desde el recurso a los tribunales. La empresa dice que recurrirá.

- 26 de junio de 2014. La embotelladora de Coca-Cola contrata al exministro Manuel Pimentel como mediador con los sindicatos tras el fallo de la Audiencia. La empresa decide ofrecer mejoras en los ajustes y las indemnizaciones.

- 21 de noviembre de 2014. La Audiencia Nacional obliga a la empresa a acatar su decisión y pagar los salarios a los empleados despedidos. La compañía deberá cumplir la sentencia que supuso la anulación de los despidos.

- 1 de diciembre de 2014. La compañía, pese a la anulación del ERE, se resiste a acatar la sentencia y ofrece traslados a 350 despedidos. La empresa enviará una carta individual a cada afectado informándole de su destino.

- 15 de abril de 2015. El Supremo apoya la decisión de la Audiencia Nacional y anula el ERE de Coca-Cola. El pleno de la Sala de lo Social entiende que la empresa vulneró el derecho a la huelga de los trabajadores, lo que hace "innecesario" analizar el resto de dudas jurídicas planteadas sobre el despido colectivo.