Ryanair reduce el coste por facturar las maletas en el aeropuerto

El precio por maleta pasa de 70 a 45 euros desde mayo

Decenas de pasajeros suben a un avión de Ryanair en Eindhoven. EFE/Archivo
Decenas de pasajeros suben a un avión de Ryanair en Eindhoven. EFE/Archivo

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair informó hoy de que reducirá el importe que cobra como penalización a sus clientes por facturar en los aeropuertos y rebajará las tasas de cancelación y de pérdida de vuelos. Esas son algunas de las medidas presentadas hoy por la aerolínea en su decálogo "Compromiso con el Cliente" y en su programa "Siempre Mejorando", que serán introducidas durante este año para "mejorar la experiencia del consumidor".

En el año en que Ryanair celebra su 30 aniversario, la segunda parte del plan "Siempre Mejorando" (de tres años de duración) prevé ofrecer una "gama de servicios mejorados, reducción de tasas y una mejora en los servicios digitales".

En este sentido, a partir del próximo mes de mayo, la facturación en el aeropuerto bajará de los 70 euros actuales hasta los 45, mientras que el cargo por la pérdida de vuelos se reduce de 110 euros a 99, informó la compañía.

Más información
Decir que Ryanair es “lo peor de lo peor” no atenta contra su honor
Ryanair descubre el filón de tratar bien al cliente en su nueva estrategia comercial
Ryanair estrena clase ‘business’

Asimismo, se ofrecerá a los clientes una nueva opción de cancelación del vuelo, por la que se cobrará una cuota de 15 euros por segmento si la eliminación se efectúa dentro de las 24 horas posteriores a la reserva. "El periodo 2014-2015 ha sido de récord para Ryanair, pues nuestro tráfico creció hasta los 90 millones de clientes y comenzamos a mejorar notoriamente el servicio de atención al cliente con la introducción de asientos asignados y la posibilidad de transportar una segunda maleta de mano", explicó su director ejecutivo, Michael O'Leary.

El directivo recordó que la compañía ya ha puesto a disposición del pasajero una aplicación para teléfonos móviles y que ha creado nuevos servicios de viaje para familias y negocios, al tiempo que ofrece "más rutas a más aeropuertos, con mejores horarios y frecuencias". Desde mediados de 2013, la aerolínea irlandesa ha eliminado muchas de las prácticas que irritaban a los consumidores, que llegaron a situarla entre las compañías europeas con peor estimación entre los pasajeros.

A esas medidas se unen ahora otras, como la creación de nuevos interiores en los aviones y uniformes para la tripulación de cabina, un comparador en tiempo real de tarifas aéreas en su web y un nuevo servicio con contenidos sobre destinos y opiniones de los clientes. Además, el cliente tendrá a su disposición un renovado seguro de viaje, que sustituye a la actual póliza, y podrá personalizar, de acuerdo con sus preferencias, la web de Ryanair, donde tendrán cabida hasta cien versiones de la página principal.

Otra novedad serán los asientos en los aviones del fabricante estadounidense Boeing, que contarán "con más espacio para las piernas", al tiempo que se ofrecerá un "menú a bordo mejorado, con opciones de comida más saludables y la posibilidad de reservar con antelación un desayuno caliente en rutas clave". Por último, Ryanair permitirá al usuario reservar durante 24 horas el precio de un vuelo mediante el pago de cinco euros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS