Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amadeus gana altura

El proveedor de viajes compra empresas, amplía actividades y renueva accionistas

 Aviones de Ryanair en el Aeropuerto de Girona.
Aviones de Ryanair en el Aeropuerto de Girona.

Amadeus, líder en distribución y provisión de soluciones tecnológicas para el sector de los viajes y el turismo, ha vuelto a pisar el acelerador en 2014 y a recortar cuota a sus competidores —Sabre y Travelport—, sumando a su crecimiento orgánico adquisiciones empresariales y acuerdos estratégicos. Ha renovado también su accionariado de referencia, con la salida de tres aerolíneas de su capital (Iberia, Air France-KLM y Lufthansa). Y afronta el actual 2015 impulsada por el viento de cola que le proporciona una caída del precio del petróleo que beneficia a sus grandes clientes: el sector turístico y el aéreo.

La compañía, que ha atravesado los años de crisis económica sin dejar de crecer, es hoy, a ojos de algunos analistas, uno de los grupos que pueden resultar más beneficiados por los incipientes signos de recuperación que se observan en la economía en general (el Banco Mundial prevé un repunte de hasta el 3% global) y en los sectores del turismo y los viajes en particular (la Asociación Internacional de Transporte Aéreo prevé un aumento de la demanda de pasajeros del 7% este año y un ascenso de la facturación anual de las aerolíneas de 19.900 a 25.000 millones de dólares).

Amadeus, que presenta sus resultados de 2014 el próximo día 27, registró en los nueve primeros meses del pasado ejercicio incrementos de casi el 10% en sus ingresos ordinarios (2.585 millones de euros) y en su Ebitda o resultado bruto de explotación (1.037 millones) y del 9% en su beneficio ajustado (incluidas las actividades de fusión y adquisición).

Sus ingresos del negocio de distribución avanzaron un 4,3% (hasta 1.861 millones) y sus reservas aéreas totales a través de agencias de viajes (356,2 millones) crecieron un 4,5%.

Su negocio de soluciones tecnológicas aportó a la facturación 723,5 millones, con un repunte del 25%. Su deuda financiera neta consolidada a 30 de septiembre alcanzó los 1.530 millones (con una ratio anual sobre el Ebitda de 1,18 veces).

Unos resultados que demuestran, según su consejero delegado, Luis Maroto, la solidez de los negocios clave de Amadeus. Y que han permitido además que su consejo de administración aprobase en diciembre dos medidas para dotar de mayor rentabilidad a sus accionistas: un programa de recompra de acciones propias por un máximo de 320 millones de euros —materializado ya en un alto porcentaje— con el objetivo de reducir su capital social; y un aumento hasta el 50% del pay-out (porcentaje del beneficio distribuido en dividendos).

Sus compras y alianzas empresariales, y la oferta de nuevos productos, ha impulsado en el último ejercicio la contratación en sus dos divisiones tradicionales —distribución y soluciones tecnológicas— y le ha permitido avanzar en el desarrollo de su nueva estrategia de diversificación tecnológica que gira en torno a seis ejes: hoteles, aeropuertos y ferrocarril como nuevos mercados objetivos para sus desarrollos; y plataformas de pago, travel intelligence y new media como unidades transversales a todo el negocio del grupo.

Fortalezas de un negocio singular

Analistas de Bankinter seleccionaron a mitad de la última semana sus cinco valores favoritos para invertir: Amadeus era uno de ellos. Destacaron su liderazgo mundial en su sector de actividad; la visibilidad de sus resultados y la estabilidad y recurrencia de sus ingresos; la estabilidad de su estructura accionarial tras la salida ordenada de su capital de las tres aerolíneas fundadoras; su reducida deuda; y una holgada retribución al accionista.

La multinacional, que ostenta el 40,4% del mercado mundial de reservas y el 28% del mercado mundial de soluciones tecnológicas (TI) para la industria del viaje, y que opera en 195 países, sustenta la fortaleza de su negocio, explican otros analistas, en una posición muy competitiva en un sector que no es cíclico y que cuenta con fuertes barreras de entrada de índole tecnológica (en los últimos 10 años ha destinado a innovación cerca de 2.900 millones, un 15% de sus ingresos anuales) y de índole contractual (los contratos de las aerolíneas para la utilización de las soluciones Altea de Amadeus, por ejemplo, son a largo plazo, oscilan entre 10 y 15 años).

Se beneficia, apuntan, de economías de escala por las sinergias entre sus negocios. Tiene una buena estructura financiera, generación de caja y ratios de deuda razonables pese a su compra de empresas y a su esfuerzo inversor.

En EE UU, en el último ejercicio, Amadeus adquirió Newmarket, una compañía especializada en tecnología para hoteles, por 333 millones de euros. Y casi en paralelo se hizo con UFIS Airport Solutions, un proveedor especializado en soluciones tecnológicas para aeropuertos que refuerza su posición en este segmento de negocio, tiene su sede central en Singapur y por el que pagó unos 19 millones de euros. En junio, en Alemania, cerró su tercera compra estratégica al tomar un 70,22% del capital de i:FAO, un suministrador de tecnología para la gestión de viajes de empresa, por 56 millones de euros.

En su área de Distribución, Amadeus ha firmado en 2014 tres acuerdos estratégicos.

El primero con el gigante estadounidense Orbitz, al que el grupo europeo le va a proporcionar su tecnología y servicios de distribución para impulsar las marcas de su agencia de viajes online en Norteamérica.

El segundo, con Tui Travel, uno de los líderes mundiales en el ámbito de los productos vacacionales (opera en más de 180 países y tiene 30 millones de clientes), al que dotará de la tecnología necesaria para acceder al sistema Amadeus y adquirir vuelos.

Y finalmente, y simbólicamente el más importante, un acuerdo con Ryanair, por el que, por primera vez en más de una década, la compañía aérea pondrá a disposición de las agencias de viaje usuarias de Amadeus su gama de tarifas y servicios adicionales.

Además, en 2015, Amadeus ha firmado un acuerdo plurianual con Ctrip.com, distribuidora de viajes líder en el mercado chino, para apoyar su expansión internacional con sus distintas soluciones del contenido de negocio aéreo. En principio, el acuerdo con Ctrip cubrirá Hong Kong, Taiwán, Corea y EE UU, y prevé extenderse en el futuro a Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Tailandia.

Asia y EE UU son áreas prioritarias en la actual expansión de Amadeus, y el acuerdo con Ctrip se suma a otro suscrito hace unos meses, en el ámbito de la gestión de pagos, con UnionPay International, filial de China UnionPay. Esta compañía cuenta con la mayor red mundial de tarjetas de crédito y débito, con más de 5.300 millones en circulación, y está integrada desde el pasado verano en Amadeus Payment Platform, una plataforma que utilizan más de 300 aerolíneas. El acuerdo facilita los viajes al extranjero del turista chino, que en un 80% de sus desplazamientos los paga con tarjetas UnionPay (aceptadas ya en más de 140 países).

En Estados Unidos, aparte de la compra de Newmarket, destaca la ampliación en mayo de los acuerdos suscritos hace dos años de gestión de pasaje para su mercado internacional con Southwest Airlines, la mayor aerolínea norteamericana por número de pasajeros transportados, a su mercado interno.

El grupo, en sus otros negocios, ha suscrito en 2014 un acuerdo con BeNe Rail International para crear una plataforma tecnológica comunitaria para el sector ferroviario. Y en aeropuertos, donde tiene ya firmados contratos con 80 empresas de handling, ha incorporado a Gatwick, el segundo aeropuerto de la capital británica, como primer usuario de la solución en la nube de Amadeus para la mejora en la toma de decisiones (le va a permitir procesar 55 vuelos a la hora en la pista con mayor actividad del mundo).

Amadeus, que salió a Bolsa en 2010 a un precio de 11 euros la acción y terminó enero pasado cotizando a 35,59 euros, no ha variado su previsión de acumular un flujo de caja libre de más de 550 millones al cierre del ejercicio de 2014 y presentar una ratio de deuda sobre Ebitda en el rango de 1 a 1,5 veces.