Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muebles distintos a cada lado

La decoración reversible permite mesas que se convierten en billar o separadores de ambientes que son estanterías y stand de televisión

Mesa de comedor que se convierte en billar, de Fusion Tables
Mesa de comedor que se convierte en billar, de Fusion Tables

La simplicidad es el mejor aliado para los espacios pequeños. Esto es lo que pretenden conseguir algunas empresas con la fabricación de muebles funcionales.

Recurrir a lo reversible en la decoración ayuda a ganar espacio también cuida el bolsillo, ya que por la compra de uno se obtienen dos modelos diferentes.

Los muebles reversibles son fabricados con piezas que pueden ser movidas, ocultas, volteadas o plegadas para así convertirse en otros muebles totalmente distintos. Por ejemplo, mesas que se transforman en billar o estanterías que se emplean como separadores de espacios.

La empresa Fusion Tables ha creado un modelo de mesa transformable, que hace las funciones de mesa de comedor, de despacho, de reuniones, y mesa de billar o de juegos.

Para convertirla en billar solo basta con deslizar los bancos que tiene debajo
Para convertirla en billar solo basta con deslizar los bancos que tiene debajo

La mesa fusión, así es como la denominan, puede dar cabida a diez personas. Para convertirla en billar solo basta con deslizar los bancos que tiene debajo, retirar las tres cubiertas y sacar los instrumentos del juego. Además, dispone de un sistema que con solo pulsar un botón, permite alcanzar la altura óptima. Igualmente, esta mesa respeta las dimensiones de la mesa de billar americana de siete pies. Su precio ronda los 5.500 euros.

Para maximizar el espacio se suele recurrir también a separadores que crean ambientes distintos. De esta manera se minimiza el número de tabiques y mobiliario.

La empresa Opulent Items ha diseñado otro tipo de mueble con la idea de independizar espacios. Por un lado, es una estantería y, por el otro, se puede colocar el televisor.

Stand de televisión y estantería por los dos lados, de Opulent Items
Stand de televisión y estantería por los dos lados, de Opulent Items

Este tipo de mobiliario está pensando para viviendas con espacios abiertos, donde salón y dormitorio estén unidos. De esta manera, al colocar el mueble en el centro se aprovecharán los dos lados y no hará falta recurrir a dos televisores. Su precio es de 3.900 euros.

Estaría por una lado, y stand de televisión por el otro, de Opulent Items
Estaría por una lado, y stand de televisión por el otro, de Opulent Items

Igualmente la empresa Architonic comercializa un porta televisión giratorio que, colgado sobre una columna del techo, se gira 360 grados. Además, los lados del mueble se utilizan como estantería y en la parte superior e inferior dispone de dos baldas de cristal.

Las mesas reversibles son las más fáciles de encontrar en el mercado. Las hay que solo dándoles la vuelta se pueden emplear como de mesa de centro o comedor. Un ejemplo, es el diseño de la empresa kutarq Studio, una tabla de madera sobre tres patas que alcanza de 35 a 73 centímetros de altura según la posición que se le dé.

Mesa reversible, de kutarq Studio
Mesa reversible, de kutarq Studio

Dejando de lado el mobiliario, la palabra reversible se aplica también a los textiles del hogar. Cortinas, sábanas e incluso alfombras decoran la casa con dos diseños diferentes.

The Kilim Collection es el nombre elegido por la diseñadora Sandra Figuerola para su diseño de alfombras reversibles, de lana virgen y hechas a mano. Destacan por ser modelos con colores muy vivos, como el rojo o el azul por un lado, y con estampados a rayas por el otro. El precio de la pieza ronda los 350 euros. 

Más información