Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El resultado bruto de explotación del banco malo baja un 16% en 2014

El presidente de la Sareb sustituye al director de Reestructuraciones y Recuperaciones

Jaime Echegoyen, nuevo presidente de la Sareb.
Jaime Echegoyen, nuevo presidente de la Sareb. ACN

El banco malo, la sociedad que creó el Gobierno por orden de la troika para gestionar los activos tóxicos de la banca vinculados al ladrillo, espera cerrar las cuentas de 2014 con un beneficio de explotación (Ebitda) de 1.000 millones de euros, lo que supondrá un descenso de en torno al 16% respecto al Ebitda de 1.195 millones del ejercicio anterior.  El nuevo presidente de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Jaime Echegoyen, presentó este miércoles el avance de las cuentas, aún no cerradas, durante la reunión del Consejo de Administración, que también aprobó la incorporación de Juan Ramón Dios Rial como director del área de Recuperaciones y Reestructuraciones, en sustitución de Enrique Saiz, que, según la firma seguirá colaborando.

Sareb también indica que los ingresos de 2014 alcanzan unos 5.000 millones de euros, lo que supera "en casi un tercio" la cifra alcanzada en 2013 y "demuestra la capacidad de Sareb tanto para generar recursos mediante la gestión y venta de sus activos como para asumir los compromisos de cancelación de la deuda", señala el comunicado. De esos 5.000 millones, unos 1.000 corresponden a la venta de 13 carteras mayoristas sobre todo internacionales, según Sareb.

Además, el banco malo anunció que amortizará 3.416 millones de euros de la deuda emitida para adquirir su cartera, por encima de los 3.000 millones que había previsto inicialmente y de los 2.916 millones amortizados en 2014, mientras que el resto se completará en febrero. La compañía pagó 1.135 millones de euros en intereses por dicha deuda. Cuando se complete el proceso, Sareb habrá cancelado en dos años 5.416 millones de su deuda, avalada por el Estado.

“Sareb está cumpliendo con su principal objetivo, que es gestionar y vender su cartera sin generar mayores costes para el contribuyente”, según explicó Echegoyen, que acaba de estrenarse como presidente de la sociedad en sustitución de Belén Romana.