Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dónde invertir en la Bolsa española

Los analistas combinan compañías que se beneficien de una mejora y valores defensivos

Bolsa de Madrid, con los paneles informativos de las cotizaciones.
Bolsa de Madrid, con los paneles informativos de las cotizaciones.

La Bolsa española cuenta con potencial de subida en 2015, según los expertos consultados. Pero habrá que acertar con los valores que se eligen o habrá riesgo de acabar el año con minusvalías. Se presenta un curso volátil, con fases alcistas y otras donde se impondrán las ventas. En este escenario los analistas recomiendan combinar valores de corte cíclico, que se puedan beneficiar de una mejora de la economía, con otros más defensivos. Acerinox, BBVA, Enagás, Ferrovial y Telefónica son las empresas que más se repiten en las carteras.

Ahorro Corporación. El Ibex podría acabar 2015, según estos expertos, en 12.285 puntos, es decir, un 26% por encima de su nivel actual. Eso sí, para que se cumpla este pronóstico, la variable crítica son los resultados empresariales. Y es que Ahorro Corporación espera que los beneficios del Ibex crezcan en tasa interanual un 26% este curso. Los expertos de esta firma priman la selección individual de valores (sin tener en cuenta sector) y basan su cartera para 2015 en cinco criterios: exposición del negocio a España; perfil defensivo; alta rentabilidad por dividendo, que se beneficien de un dólar fuerte y que tengan atractivo corporativo (que puedan participar en alguna operación). El resultado es una cartera compuesta por Acerinox, Almirall, Amadeus, Enagás y OHL.

atl Capital. Desde esta firma de asesoramiento financiero apuestan porque la economía europea continúe creciendo en 2015, con España como alumno aventajado. “Tanto los activos monetarios como los de renta fija seguirán ofreciendo bajas rentabilidades, por lo que esperamos que los flujos de capital se mueven hacia la renta variable”. El valor que más pesa en su cartera modelo es el Banco Santander. “Las pruebas de estrés han dejado clara la solvencia del sector financiero español. Además, una posible relajación adicional de la política monetaria del BCE, deberían tener un efecto positivo en los bancos”. Otra apuesta es el gestor de la Bolsa, BME. “Ha demostrado en sus resultados una gran resistencia a pesar de los bajos volúmenes de negociación que hemos vivido”. El tercer valor que más pondera es Iberdrola. “Confiamos en su estrategia para consolidar su estructura financiera”. Completan la cartera de atl Capital Ferrovial, Repsol y Mapfre.

Beka Finance. Víctor Peiro, jefe de análisis de la entidad, espera que sea un año positivo en Bolsa, “pero con mucha volatilidad”. “Por lo tanto, elegimos una cesta de valores que contengan algunos que consideramos defensivos como Endesa, Almirall y Amadeus, pero al mismo tiempo una apuesta con la recuperación con BBVA, Dia, OHL y Telefónica”. Otro criterio importante para Peiro es la reestructuración de las empresas. “Si una compañía presenta una capacidad de mejora gracias a que se ha reestructurado en los últimos años, lo normal es que sus acciones vayan bien con independencia de cómo lo haga el mercado. Éste podría ser el caso de Meliá o incluso Acerinox, que también es una apuesta por el dólar”, dice Peiro.

Self Bank. Esta sociedad de Bolsa empieza el año con una cartera formada por Dia, Enagás, Ferrovial, Técnicas Reunidas y Mapfre. Victoria Torre recuerda que el inversor se enfrenta a un escenario de bajos tipos de interés que afectan a la renta fija y a los depósitos, y una serie de incertidumbres que pueden condicionar el comportamiento de la renta variable. Entre estos factores de riesgo, Torre destaca las elecciones griegas, la efectividad de las medidas del BCE, el calendario electoral en países como España y el Reino Unido y movimientos bruscos en el mercado de materias primas. “Por lo tanto, pensamos que a lo largo del año podrían ir ganando peso en las carteras compañías de sectores más defensivos y comprometidas con el reparto del dividendo”.

Link Securities. Juan José Fernández-Figares, responsable de análisis de Link, dice que, “en principio”, debería ser un año positivo para la renta variable. En su opinión, la mejora económica de los últimos meses debe beneficiarse de los bajos tipos de interés, la depreciación del euro y la caída de los costes energéticos. “Es por ello que en nuestra cartera ha varios valores de corte cíclico como Viscofán, Cie Automotive, Acerinox e IAG”. El sector financiero también debería sacar partido de la mejora de la economía y en Link apuestan por BBVA y Mapfre. Además, y de cara a los futuros planes de muchos gobiernos de impulsar la inversión en infraestructuras, Link incluye a Ferrovial en su cartera. “Por último, y con un carácter más defensivo por el tipo de actividad que desarrollan y por su elevada capacidad para generar caja, apostamos por Enagás, Amadeus y Dia”.

Banco Sabadell. Los analistas de la entidad creen que en los mercados “habrá un antes y un después” del posible anuncio de medidas por parte del BCE para combatir la deflación. “Mantenemos la preferencia por los mercados desarrollados frente a emergentes en cualquier escenario. En la zona euro, nuestras apuestas son la Bolsa alemana y la española por evolución relativa macroeconómica, valoración y, en el caso del Ibex, por su sensibilidad a la política del BCE”, argumentan. Su estrategia para 2015 pasa por apostar por compañías con baja deuda, una mayor exposición al dólar y que se beneficien por los menores costes energéticos. La cartera del Sabadell se compone de los siguientes valores: Acerinox, ACS, BBVA, Caixabank y Red Eléctrica.

Bankinter. Según sus expertos, en las Bolsas no hay un problema de valoraciones, pero sí de volatilidad, lo que les lleva a defender la tesis de que los índices avanzarán despacio en 2015. “La selección de activos resulta cada vez más difícil al tener que realizarse nombre a nombre antes que por sector de actividad o clases de activos”, dicen. En Bolsa española, los valores que más pesan en su cartera son Telefónica, Santander, Red Eléctrica y Enagás.

Renta 4 Banco. Esta entidad lo tiene claro: la Bolsa será el activo ganador tras dos décadas en que el bono ha sido el rey. “Sin embargo, 2015 será un año de mayor volatilidad y los inversores deberán ser más selectivos”. Por lo que se refiere a la Bolsa española, desde Renta 4 opinan que, a los múltiplos actuales, el mercado descuenta una recuperación en los beneficios empresariales, “que debe ir concretándose para dar sostenibilidad a la subida y que ésta no se base solo en los estímulos del BCE”. BBVA, Acerinox, BME, Liberbank y Ferrovial componen su cartera reducida de valores al inicio del año.