Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IAG duplica su ventaja sobre Ryanair gracias al tirón de Iberia y Vueling

El conglomerado crece el 9,5% y se destaca como el mayor grupo por pasajeros

Norwegian se dispara por sus nuevas bases

Un avión de Iberia
Un avión de Iberia

“Estábamos en la UVI, ahora en planta y esperamos poder salir del hospital”. Así suele resumir Luis Gallego, presidente de Iberia, el proceso que ha atravesado la antigua compañía de bandera española. La reestructuración iniciada en 2012, marcada por conflictos laborales, un enorme proceso de despidos colectivos y el cierre de rutas, ha comenzado a dar sus frutos: este año el grupo IAG, formado por British Airways, Iberia y Vueling, ha aumentado su tráfico el 9,5%. El conglomerado se consolida así como rey de los cielos españoles y casi duplica su distancia con respecto al segundo mayor jugador, Ryanair, que pierde fuelle.

En conjunto, 2014 es un buen año para el sector de las aerolíneas en España en comparación con el ejercicio pasado. La mayoría de los operadores con más actividad en la red de AENA han mejorado su tráfico. La compañía irlandesa de bajo coste Ryanair sigue siendo, como marca individual, la firma que más pasajeros ha transportado entre enero y noviembre pese a haber descendido el 1,1% con respecto al año anterior: suma 25,8 millones de viajeros. Le sigue Vueling, con 17,3 millones. Para esta última, la cifra supone un enorme salto adelante: ha crecido en un año el 16,8%.

IAG duplica su ventaja sobre Ryanair gracias al tirón de Iberia y Vueling

Si en lugar de marcas se tienen en cuenta las cifras de pasajeros por empresas, el grupo IAG es el ganador absoluto, y así seguirá al sumar los datos de diciembre. Con 32,6 millones de viajeros hasta noviembre, el holding que comparten Iberia, British Airways y Vueling logra una distancia con Ryanair de 6,8 millones de usuarios, frente a los 3,7 millones de ventaja que tenía un año antes.

Ryanair ha reducido este año sus pasajeros el 1,1%. A la aerolínea irlandesa, que se convirtió en la compañía líder por pasajeros en España en 2011 con más de 27 millones de viajeros, el recorte de subvenciones en los aeropuertos españoles por la crisis, la subida de tasas y la debilidad de la demanda interna le han llevado a replegarse ligeramente en los últimos años.

Mientras, la compañía de bajo coste Norwegian parece haber recogido el testigo: esta empresa, fundada hace más de dos décadas, es la gran sorpresa del año en cuanto a crecimiento, ya que ha logrado disparar el número de pasajeros un 48%. Sus cifras son todavía modestas (transportó entre enero y noviembre a 4,3 millones de viajeros, frente a los 2,9 millones de 2013), pero el avance es rápido gracias a la apuesta por bases operativas en España. En Madrid estrenó una en junio, la sexta española, tras inaugurar las de Barcelona, Alicante, Málaga, Gran Canaria y Tenerife.

En cuanto al tirón del conglomerado IAG, llega gracias al fuerte avance de Vueling, pero también al revulsivo de Iberia Express. La socia de bajo coste de Iberia ha crecido el 9,4% hasta noviembre, y ya suma 3,2 millones de pasajeros. La buena marcha de la empresa responde a la paz laboral alcanzada en febrero de este año. La empresa firmó un acuerdo con los trabajadores de Iberia para llevar a cabo un crecimiento moderado de esta filial low cost, centrada en el corto y medio radio, que no supusiera un ataque agresivo hacia la propia Iberia y su plantilla.

La reestructuración de Iberia y la mejora de su tráfico han tenido un coste elevado: 2012 estuvo marcado por las huelgas tras la aparición de la filial Express, 2013 por un expediente de regulación de empleo que supuso la salida de 3.141 empleados. Y este año ha abierto otro proceso de despidos voluntarios y, aunque ha recuperado rutas cerradas como la de Montevideo o la de Santo Domingo, la apertura de destinos de largo radio sigue llegando con cuentagotas.

La compañía cree que 2014 será el primer ejercicio en seis años en el que cierre con beneficio operativo positivo. “Hace dos años se perdieron 351 millones de euros. Ahora el objetivo era darle la vuelta a eso, y lo hemos conseguido. El siguiente paso es llegar a ganar 351 millones, ser verdaderamente rentables, y para eso queda todavía trabajo por delante”, explica la empresa. A finales del 2015 comenzará a recibir los nuevos aviones encargados por el grupo, y espera poder incluso adelantar algunos de los pedidos realizados para 2016 y 2017, con lo que podría acelerar su recuperación de tráfico.

La buena marcha de las aerolíneas con más presencia en España se está traduciendo en la actividad en los aeropuertos. La red de AENA ganó hasta noviembre un 4,5% de pasajeros en términos interanuales, y aunque todavía no se llega a los niveles récord de 2007, los más de 183,5 millones de usuarios superan el balance de 2013 y 2012. La mejora de Iberia Express, Vueling y Norwegian se deja notar con fuerza en los aeropuertos donde estos operadores tienen más presencia: las instalaciones de Madrid-Barajas mejoraron el tráfico el mes pasado el 9,3% interanual, y las de Barcelona-El Prat, un 4,8%.

Más información