Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lanchas a todo gas

Nautigás desarrolla en Galicia pioneros motores náuticos que utilizan GLP

El litro de gasóleo B ronda los 95 céntimos mientras que el equivalente en propano queda en torno a los 60. Además, el uso del propano como combustible náutico evita los vertidos más o menos accidentales. Estas ventajas pusieron a Pablo Hurtado de Mendoza Mallo, fundador de Nautigás, sobre la pista del uso del GLP (gas licuado de petróleo o propano) como carburante de motores para embarcaciones fueraborda del sector náutico pesquero.

Este emprendedor, con más de 20 años de experiencia en todo lo relacionado con el mundo del motor —“he pasado por todos los puestos y categorías por los que se puede pasar en el campo de los recambios y la reparación de vehículos”— decidió, hace ya siete años, montar una empresa que fuera compatible con su mentalidad. “La verdad es que, desde el principio, tuve una doble conexión con el proyecto. Por una parte emocional, en lo referente a mi idea de que debemos hacer todo lo posible por respetar el medio ambiente. Por otra parte, profesional, pues creo profundamente en los beneficios y posibilidades del uso de GLP como combustible para la flota de bajura, una industria especialmente importante para Galicia”.

A partir del nacimiento de Nautigás —“entonces, como ahora sentimos el vértigo, de apostar por algo por lo que nadie antes había apostado”—, la empresa comienza a dar importantes pasos en su tarea de consolidación en el mercado. Primero, participa en el proyecto de adopción de la normativa española, para armonizarla con la europea, en el uso de GLP como combustible. Más tarde llega el pacto con Repsol para facilitar el acceso de GLP por parte de los pescadores. “El acuerdo con Repsol facilita mucho el tema de la distribución. Hay que tener en cuenta que un buen número de puertos no disponen de surtidor y ahora ya estamos trabajando para que esto se solucione, para evitar que el usuario tenga que desplazarse a por el combustible”. Sin embargo, el espaldarazo definitivo de Nautigás llega en el momento en el que desde la propia empresa se pusieron en contacto con Lehr, una empresa norteamericana de motores para embarcaciones. “Que respondieran a nuestra llamada fue muy importante para nosotros, puesto que es la única empresa en el mundo que fabrica, directamente, motores para GLP. Todas las demás compañías lo que hacen es transformar los de gasolina. A partir del acuerdo que firmamos comenzamos a desarrollar una red comercial por toda España, poniéndonos en contacto tanto con tiendas como con asociaciones que engloban a profesionales del fueraborda”.

Pero, además, la llamada de Lehr también supuso un fuerte apoyo para el propio Pablo Hurtado. “Me comentaron que, aunque nos les hubiéramos llamado, ellos ya tenían pensado ponerse en contacto con nosotros, en concreto conmigo”, cuenta. “Y es que, según me dijeron, desde hacia tiempo me tenían apuntado como la referencia en España en uso del GLP para embarcaciones”.

Desde la otra punta del hilo telefónico, Pablo Hurtado reconoce que una de las principales bazas para convencer a los posibles clientes, sobre las ventajas del uso de GLP para fuerabordas, es el económico “nuestra intención es convencer a los pescadores de bajura de que adapten sus motores para poder trabajar con este carburante. Y es que un cambio podría permitirles ahorrar entre un 40 % (si se trata de un motor transformado) y un 60 % (si el motor está diseñado directamente para uso GLP) en el gasto que tienen de combustible”. Para conseguirlo, Nautigás cuenta ahora con el apoyo de Lehr y, sobretodo de su fundador, el capitán Bernardo Herzer. “Como yo mismo, muy comprometido en unas tecnologías que protegen el medio ambiente y que lleva mucho tiempo desarrollando”. Ese mucho tiempo son 25 años de trabajo, 37 patentes internacionales y muchos premios. Sin duda alguna, un respaldo… más que sólido.