Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China baja los tipos de interés por sorpresa para impulsar la economía

La medida anima las compras en los mercados bursátiles

El eventual frenazo del gigante asiático era visto con temor por su efecto en todo el mundo

Dos mujeres, reflejadas ante unos almacenes en rebajas, en Pekín.
Dos mujeres, reflejadas ante unos almacenes en rebajas, en Pekín. AP

China movió ficha este viernes ante la paulatina desaceleración económica que experimenta el país y dio, a su vez, un espaldarazo a la débil recuperación global. Tras meses abogando por una política monetaria “prudente”, el Banco Popular de China (PBOC) recortó hoy inesperadamente los tipos de interés de referencia con el objetivo de estimular la segunda economía mundial. Es la primera vez que lleva a cabo una medida similar desde julio de 2012.

En un escueto comunicado en su página web, el organismo regulador concreta la decisión de recortar en 40 puntos básicos el tipo de interés aplicado a los préstamos y en 25 puntos el de los depósitos. Tras la bajada, la tasa a un año se situará en el 5,6% y 2,75%, respectivamente. Los cambios entrarán en vigor a partir del sábado. El recorte de los tipos pone al Banco Popular de China al mismo bando que el Banco Central Europeo y el Banco de Japón -que han anunciado recientemente nuevas medidas de estímulo- y al contrario del de la Reserva Federal estadounidense, que ha puesto punto y final a seis años de inyecciones de liquidez masivas.

La decisión del banco central llega tras una racha de indicadores económicos a la baja durante los últimos meses. La producción industrial creció en octubre un 7,7% y las ventas al por menor, termómetro del consumo interno, aumentaron un 11,5%, cifras que rozan mínimos del año 2009. En cuanto a noviembre, el dato preliminar del Índice Gerente de Compras (PMI) de la industria manufacturera tocó su nivel más bajo en medio año. Son datos desalentadores para una economía que creció un 7,3% en el tercer trimestre del año y que, de seguir así, difícilmente cumplirá el objetivo establecido para 2014, situado en el 7,5%.

Desde que empezó el año, las autoridades chinas han tratado de encontrar el equilibrio entre una tasa de crecimiento lo suficientemente alta y, al mismo tiempo, proseguir con el ambicioso programa de reformas estructurales. En este contexto, el organismo regulador se ha mantenido en segundo plano y ha evitado tomar medidas de estímulo contundentes. La institución ha controlado la liquidez del sistema mediante mecanismos que proporciona el mercado abierto en detrimento de procedimientos más rígidos, como el anunciado el viernes. Durante 2014, además, ha inyectado liquidez a los principales bancos y ha recortado el coeficiente de caja de las entidades financieras pequeñas y medianas del país.

“Esta medida no supone un cambio significativo de la política monetaria (…) el crecimiento económico está dentro de lo razonable”, aseguró el PBOC en el comunicado. Sin embargo, según algunos analistas, el movimiento del viernes sugiere que las autoridades chinas siguen estando pendientes de la consecución de un objetivo de crecimiento económico ambicioso, a pesar de que los máximos líderes del país han reiterado que es el momento de primar la calidad por encima de la cantidad. Instituciones como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial han pedido a China más celeridad a la hora de implementar reformas en su economía y dejar en segundo plano las metas específicas de crecimiento de su PIB. Otros analistas, sin embargo, aseguran que el gigante asiático juega con las herramientas de política monetaria del mismo modo que lo hacen otros países: “Está claro que China ha abandonado el estímulo a gran escala. Se trata de movimientos totalmente justificados en circunstancias como estas, en que la economía experimenta una considerable presión a la baja”, aseguró Xu Bin, profesor de Economía y Finanzas de la Escuela de Negocios CEIBS.

Por otro lado, el Banco Central también anunció hoy un paso más en la paulatina liberalización de los tipos de interés de los depósitos bancarios. El límite máximo que las entidades financieras podrán ofrecer a sus clientes a partir del sábado pasa del 110% al 120% de los tipos de referencia. En julio de 2013 el Gobierno chino ya eliminó los mínimos a los tipos de interés sobre los préstamos.

Más información