Rosell abre la puerta a subir los salarios en sectores que hayan dejado la crisis

El líder de la CEOE aplaude la condena a la cúpula de Penedès: "Quien lo hace mal, la paga"

Rosell en la reunión del Círculo de Economía.Foto: atlas | Vídeo: Atlas / EFE

La salida de la crisis va por barrios. Unas actividades económicas han empezado ya a despegar y otras las siguen arrastrando los pies. El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, abrió este viernes la puerta a que aquellos sectores que hayan dejado atrás los números rojos y los aprietos empiecen a subir las retribuciones de sus trabajadores después de haberse apretado el cinturón en varios ejercicios. “Ojalá podamos incrementar los salarios en sectores donde vuelve a haber actividad y beneficio”, sostuvo Rosell en la XXX Reunión del Círculo de Economía, que se ha celebrado en Sitges, Barcelona.

Patronal y sindicatos han empezado la negociación para renovar el pacto salarial para los próximos tres años alentados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que el pasado mes de marzo los reunió en La Moncloa. Sin embargo, mientras los empresarios quieren contener los salarios hasta 2017, los sindicatos señalan que estos deben empezar a recuperarse. Las organizaciones empresariales justifican que, con la inflación a raya —“España empieza a tener una inflación dentro de la normalidad”, dijo este viernes Rosell— las empresas deben seguir ganando competitividad por la vía de los salarios. Los sindicatos, en cambio, consideran que una recuperación con envergadura suficiente como para crear empleo y reducir el paro significativamente requiere del empujón de la demanda interna que solo puede lograrse con una mejora de los salarios.

Más información
Economía sin pulso, por José Carlos Díez
Crece la devaluación salarial encubierta
Los sueldos caen mientras la economía crece
Tres de cada cinco trabajadores cree que cobra demasiado poco
Moderación salarial frente a políticas para el crecimiento
Los mejores sueldos
Deflación y salarios

El jefe de la patronal lamentó que los agentes sociales tardaran en acordar medidas de contención salarial, de modo que en 2008 y 2009 los salarios siguieron escalando “dos y tres puntos por encima del IPC en convenios importantes”. “Era un error, aunque estuviera firmado”, constató. A partir de 2010, en su opinión, patronal y sindicatos corrigieron ese rumbo. “Después hemos dado un ejercicio de seriedad y de saber dónde estamos. El problema es que no supimos frenar la destrucción de empleo”, agregó.

Ahora, tras años de moderación salarial para amortiguar el impacto de la crisis en las empresas, Rosell admitió este viernes la posibilidad de que algunos sectores, los más pujantes, empiecen a recoger ya eventuales subidas salariales. Y lo expresó como un deseo: “Ojalá lo hubiéramos hecho antes [contener salarios] y ojalá lo podamos seguir haciendo en el futuro, de la misma forma que ojalá podamos decir que vamos a intentar incrementar los salarios que haga falta en los sectores en los que empieza a haber actividad, donde empieza a haber beneficio”, sostuvo.

En su intervención ante los empresarios, Rosell abogó por seguir con la agenda reformista, en especial en el terreno laboral. El presidente de la CEOE, reclamó a patronales y sindicatos que “sean más valientes” para afrontar una reforma de la negociación colectiva para adaptar la “legalidad” a la “realidad”. “Hay 6.000 convenios de empresas y de sector que no cambiamos suficientemente para adaptarlos al día a día. Defendemos demasiados statu quo personales de mucha gente que está en la negociación colectiva”, se quejó Rosell, quien asumió que la apertura de esa senda debe llegar desde “la cúpula” de las organizaciones empresariales y sindicales.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Rosell insistió en que no se podrá hablar del fin de la crisis hasta que no se reduzca la tasa de paro. Para irla rebajando, el jefe de la patronal apostó, a corto plazo, por los contratos a tiempo parcial, una modalidad que ha sido impulsada en los últimos años en sucesivas reformas laborales y retoques legales.

Por otra parte, este viernes CC OO denunció que en 2013 se trabajaron cada semana una media de 11,5 millones de horas por encima de la jornada máxima permitida (40 horas ordinarias más dos extraordinarias), según un estudio hecho por el sindicato partiendo de datos de la EPA. “Esto supone 326.838 empleos menos”, cifró el secretario de Acción Sindical de la central, Ramón Górriz.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS