Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANGOLA ESPAÑA

España estrecha sus lazos empresariales con Angola como "socio fundamental"

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. EFEArchivo Ampliar foto
España estrecha sus lazos empresariales con Angola como "socio fundamental  El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. EFE/Archivo EFE

España se ha convertido en un "socio fundamental" de Angola, afirmó hoy el secretario de Estado español de Comercio, Jaime García-Legaz, en un foro celebrado en Luanda con el objetivo de afianzar los lazos empresariales entre ambos países.

"España es un socio fundamental de Angola por tamaño y peso político", dijo a Efe García-Legaz en el marco del Encuentro Empresarial España-Angola.

El foro, organizado por el Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX), ha reunido durante los últimos dos días a representantes de más de 60 empresas españolas, algunas ya instaladas en Angola, como Repsol, Isolux o Porcelanosa.

Por parte del país africano, que es el segundo productor petrolero de África Subsahariana después de Nigeria, han participado más de 150 empresas públicas y privadas locales.

En el foro, la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES) y el Instituto de Fomento Empresarial (IFE) de Angola han firmado un convenio para financiar con hasta 75 millones de euros proyectos de empresas de España en el país africano.

El secretario de Estado, que ha presidido la firma del acuerdo, dijo a Efe que el mensaje que deben enviar las empresas españolas es que "España no es un recién llegado y lleva 30 años apostando por Angola".

En ese sentido, García-Legaz recordó que España fue el primer país europeo en reconocer a Angola, tras su independencia de Portugal en 1975.

Además, el responsable de Comercio señaló que hay negociaciones bilaterales para añadir una tercera frecuencia a los dos vuelos semanales que la aerolínea española Iberia tiene a Luanda, y que se espera una contestación satisfactoria de las autoridades angoleñas.

Ambos países también trabajan para mejorar las facilidades a la hora de la obtención de visados, que es una de las quejas más frecuentes de los empresarios españoles.

El secretario de Estado de Comercio se ha reunido, desde ayer, con cinco ministros angoleños, que le han transmitido el interés por atraer más inversión directa española en sectores estratégicos para el país, como la generación de electricidad y la agricultura.

Angola sufre un problema serio de suministro eléctrico y su gobierno confía en que otras empresas españolas sigan el ejemplo de Elecnor y se instalen allí.

El país africano planea aumentar la electrificación del nivel inferior al 30 por ciento actual hasta el 60 por ciento para 2025, a través de la creación de un modelo de empresas públicas con operadores privados.

El Gobierno angoleño también busca reducir su dependencia de las importaciones mediante el incremento de su autosuficiencia alimentaria.

A ese respecto, García-Legaz destacó el Centro Logístico de Luanda, un proyecto de las empresas españolas Mercasa e Incatema, como ejemplo de "know-how" (conocimiento) español usado para paliar una necesidad tan importante para Angola como es una cadena eficiente de distribución y venta de productos agrícolas a los centros urbanos.

Otro terreno para invertir es la infraestructura de Angola, que aún se recupera de la guerra civil que la devastó entre 1975 y 2002.

Los empresarios y autoridades angoleñas buscan en España, sobre todo, la capacidad tecnológica y de gestión en sectores considerados vitales para la diversificación del país, cuya economía está dominada por la extracción y exportación de petróleo.

España fue el primer país europeo en ofrecer financiación a Angola, respaldada por petróleo, durante la peor fase de la guerra civil a principios de los años noventa, y ahora busca incrementar su presencia en el país sobre la base de estas relaciones históricas.

Angola es actualmente el tercer socio comercial de España en el África Subsahariana y espera tener este año un crecimiento económico superior al 5,5 por ciento.