Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
UE HOLANDA

Rutte niega que amenazara en 2012 con sacar a Holanda de la eurozona

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte. EFEArchivo Ampliar foto
El primer ministro de Holanda, Mark Rutte. EFE/Archivo EFE

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, ha negado en una carta dirigida al Parlamento neerlandés que en 2012 amenazara con sacar al país de la zona del euro si continuaban las presiones de Bruselas para hacer vinculantes las reformas estructurales, como había publicado el diario "Volkskrant".

En su misiva a los diputados holandeses, publicada hoy por el Ministerio de Asuntos Generales, el político liberal aclara que en su reunión con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, del 5 de junio de 2012 "no se habló de contratos", porque esta iniciativa se formuló y se incluyó en las conclusiones de las cumbres "meses después", en octubre y diciembre.

Van Rompuy dijo en una entrevista al "Volkskrant" que "se sintió sorprendido por la amenaza de Rutte de dejar el euro" si continuaban las presiones para que los países se comprometiesen mediante un contrato a realizar las reformas necesarias para salvaguardar la estabilidad de la eurozona.

El primer ministro holandés asegura que en ese momento la cuestión a debate en la zona del euro fue otra: si el fondo de rescate temporal y el permanente serían lo suficientemente fuertes para restaurar la confianza, y en ese contexto algunos Estados miembros evocaron la posibilidad de introducir eurobonos.

"El Gabinete estaba en contra del camino hacia una Unión con instrumentos de transferencia" de dinero de los países ricos o del norte hacia los Estados miembros con problemas o los del sur, explica Rutte en la carta.

También señala que fue este mensaje y no otro el que transmitió en "términos fuertes" a Van Rompuy.

El apoyo a esta posición del Parlamento holandés, tal y como se definió en varios debates parlamentarios, permitió a Rutte indicar al presidente del Consejo Europeo que Holanda no podría aceptar un acuerdo en este sentido y estaría dispuesto eventualmente a bloquearlo, afirma en su misiva.

El rechazo de Holanda a una Unión de transferencias fue ampliamente conocida y no estaba sola con esa postura, agrega el primer ministro holandés, quien subraya que Van Rompuy dijo en su entrevista al "Volkskrant" que no recuerda que la posición holandesa fuera tan fuerte como la pregunta del periodista sugiere.

Además, añade Rutte, en el libro que presentó Van Rompuy esta semana "Europa en la tormenta. Lecciones y desafíos", motivo de la entrevista concedida al diario holandés, "no pone nada sobre una eventual salida de Holanda de la eurozona", algo que "por cierto nunca fue examinado por el Consejo de ministros", asegura.

En los peores momentos de la crisis, Van Rompuy plasmó en una propuesta que los países del euro podrían tener que firmar "contratos individuales" a nivel europeo sobre las reformas que se comprometieran a acometer.

A cambio de cumplir esos deberes, los países podrían recibir "incentivos financieros", una propuesta que aún está sobre la mesa, pero ya no en su forma inicial basada en la idea de transferir dinero del norte al sur, ni tampoco mediante un presupuesto de la eurozona.

Los líderes se han comprometido a lograr un acuerdo para octubre próximo sobre los contratos y las ayudas financieras asociadas a un mecanismo de solidaridad, que podrían tomar forma de préstamos, subvenciones o garantías.