Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL ELECCIONES

Lula pide a Rousseff una ofensiva para que el caso Petrobras no afecte la campaña

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff (d), y el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. EFEArchivo Ampliar foto
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff (d), y el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo EFE

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que el Gobierno de la actual gobernante, Dilma Rousseff, tiene que iniciar una "ofensiva" para rebatir a la oposición sobre un supuesto caso de corrupción en la empresa estatal petrolera Petrobras.

"Creo que el Gobierno debería tener una declaración de Dilma e ponerse a la ofensiva para debatir el asunto con mucha fuerza. No podemos permitir que por nuestra omisión prevalezcan mentiras", dijo Lula en una conferencia con blogueros.

El exmandatario vinculó la creación de una comisión parlamentaria de investigación en el Congreso sobre la supuesta compra irregular de una refinería en Texas, Estados Unidos, por parte de Petrobras a las elecciones del próximo 5 de octubre, en las cuales se jugará la reelección Rousseff.

La adquisición de la Pasadena Refining Systems (PRS) es actualmente investigada por la Policía Federal, el Tribunal de Cuentas de la Unión y el Ministerio Público (Fiscalía) de Brasil debido a que, según documentos filtrados a la prensa, el acuerdo incluyó cláusulas que causaron perjuicios millonarios a la estatal.

"El Gobierno y el Partido de los Trabajadores (PT), además de Petrobras, deben mostrar sus números y defender la verdad. No puede ser que cada año electoral la oposición quiera sacar provecho con un tema seis meses antes de las elecciones sin presentar algún programa de Gobierno", se quejó.

Así, Lula vinculó las denuncias sobre el caso de la refinería en Texas con un supuesto interés de sectores que quieren "debilitar a Petrobras" y la nueva ley petrolera para los hidrocarburos submarinos.

El expresidente pidió al Gobierno que reaccione de forma "política" frente a estas acusaciones para evitar cometer los errores de 2005, cuando se creó una comisión parlamentaria que derivó en el mayor caso de corrupción de los últimos años en el país por el que fueron condenados a prisión ex dirigentes del PT.

Para Lula, el caso Petrobras merece una disputa ideológica: "Necesitamos tener conciencia de que la izquierda siempre fue condescendiente con la derecha y las elites nunca lo fueron con la izquierda, que a veces es ingenua", sostuvo.