Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coca-Cola ofrece bajas incentivadas pese a que los sindicatos rechazaron el plan

Los trabajadores de la embotelladora tendrán 15 días para acogerse a las condiciones del ERE

Ofrece las indemnizaciones que rechazaron los sindicatos: 45 días por año y 42 meses de tope

Iberian Partners mantiene sus planes para cerrar cuatro de sus 11 fábricas

Protesta de los trabajadores de Coca Cola frente al Congreso.
Protesta de los trabajadores de Coca Cola frente al Congreso. EL PAÍS

La embotelladora de Coca-Cola, Iberian Partners, ha decidido seguir adelante con su plan de reestructuración pese a que los sindicatos rechazaron un acuerdo porque incluye el cierre de plantas y la desaparición de puestos de trabajo. La compañía, que decidió mejorar la oferta para el expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a cerca de 1.200 trabajadores entre despidos y traslados, ha anunciado que mantendrá las condiciones que puso sobre la mesa a última hora sobre bajas voluntarias y traslados incentivados. Renuncia así a volver a empeorar las condiciones de los despidos, pese a que tras terminar si acuerdo el plazo de negociación recordó que tenía derecho a endurecer su oferta.

Coca-Cola Iberian Partners cerrará cuatro de sus 11 plantas, situadas en Fuenlabrada, Palma de Mallorca, Asturias y Alicante. Pero no realizará despidos forzosos, sino que ofrece 15 días a los trabajadores de los centros afectados para ofrecerse voluntarios a dejar la compañía. La oferta que les hace es la misma con la que pretendía lograr un ERE pactado: un plan de unas 700 salidas incentivadas con una indemnización de 45 días por año trabajado, con 42 meses de tope y una entrega lineal de 10.000 euros. Además, y hasta completar el objetivo de 1.190 trabajadores, quienes decidieran aceptar un traslado de fábrica, serán compensados con un pago de 15.000 euros y una ayuda al alquiler de dos años de 500 euros mensuales.

Cuando los sindicatos se negaron a aceptar el acuerdo de ERE, porque señalaron que no negociarían mientras hubiera la compañía no se replanteara el cierre de las cuatro plantas, la compañía avisó de que podría rechazar su oferta de bajas incentivadas y volver a imponer despidos forzosos. Sin embargo, no ha llevado a cabo la amenaza. "Todos los trabajadores pertenecientes a cualquiera de los centros de trabajo y áreas afectados por la reorganización de la empresa tendrán la oportunidad de acogerse libremente a una prejubilación a partir de 56 años, optar a una recolocación con una ayuda por traslado de 15.000 euros más 500 euros al mes para vivienda durante dos años, o solicitar una baja voluntaria incentivada con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades más 10.000 euros adicionales", señala hoy la empresa en un comunicado.

La compañía, dice en su nota, ha informado de que ya ha puesto a disposición de los trabajadores "el listado de los 481 nuevos puestos que son susceptibles de ser ocupados mediante recolocación, lo que permitiría conseguir el objetivo de garantizar un empleo a todo aquel que quiera seguir trabajando. Coca-Cola Iberian Partners ha solicitado a los representantes sindicales su colaboración y el apoyo necesario para llevar a cabo con éxito este proceso", añade.