BANCO MALO

La presidenta del Sareb busca un nuevo director por las diferencias con el actual

Walter de Luna fue nombrado número dos del banco malo hace poco más de dos años Las discrepancias sobre el ambiciosos plan de negocio de la institución motivan su salida La presidenta, con un perfil muy ejecutivo, busca un director enfocado en la gestión del balance

La presidenta de Sareb, Belén Romana.
La presidenta de Sareb, Belén Romana.EFE

La misión casi imposible de la Sareb se está cobrando sus primeras víctimas en la cúpula de la institución. Después de apenas un año en el cargo, la presidenta del llamado banco malo, Belén Romana, está ya buscando sustituto para el director general de la entidad, Walter de Luna, que abandona por las diferencias sobre un plan de negocio que nació con la misión de deshacerse de unos 50.000 millones de euros en activos del ladrillo durante 15 años. Además y pese a la delicada situación que sufre el mercado inmobiliario español, tendrá que hacerlo con beneficios. Tal y como se vendió para captar inversores, el plan también incluía el ambicioso objetivo de lograr una rentabilidad anual del 15% que luego se moderó al 14% a lo largo de toda la vida de este organismo.

La versión de los accionistas del banco malo es que la presidenta está convencida de que la sociedad debe enfrentarse este año al gran reto de gestionar su balance y por eso, "desde finales del año pasado", busca un nuevo director general que sustituya a De Luna y con un perfil más adecuado para esta tarea. Las mismas fuentes aseguran que, al margen de las diferencias que pueda existir entre Romana y su actual "mano derecha", la presidenta valora el trabajo desempeñado hasta el momento por el director general, que dejó ING Bank para incorporarse al organismo público. Además, señalan que la voluntad de ambos es que el relevo se haga de forma "ordenada y gradual", según Efe. De hecho, De Luna sigue en la compañía mientras busca otras alternativas.

La situación actual en la Sareb no es cómoda para el equipo directivo, por lo que Romana está acelerando los trámites para encontrar un nuevo director general. Walter de Luna no es el primer ejecutivo que se marcha del organismo, Miguel Garicano, también procedente de ING, abandonó su cargo como director de procesos y reporting desde julio del año pasado. Fuentes financieras han destacado que la interinidad de Walter de Luna es un factor desestabilizador y un freno para los nuevos proyectos y el plan de negocio que necesita la Sareb en las próximas semanas.

Desde Sareb han declinado hacer comentarios, pero las fuentes consultadas han explicado que el actual director general de la compañía ha sido "útil" para la primera etapa de la sociedad, en la que la tarea principal ha sido poner en orden en las carteras y empezar con las operaciones, pero coinciden en que "no tiene experiencia en la gestión del balance" y eso es lo que ahora necesita el banco malo. "Una cosa es montar el negocio y otra muy distinta es dirigir el negocio día a día y ahí no siempre parece haber habido coincidencia entre los", han agregado desde fuentes financieras citadas por Reuters.

"Desde el minuto uno había diferencias que se han centrado en el plan de negocio de una entidad dirigida por una bicefalia en la que el perfil político de Romana y el más financiero de Walter de Luna no han acabado de conjugar", ha explicado esta última fuente. Walter de Luna, que fue el máximo responsable inmobiliario del banco naranja en España y Portugal, fue fichado por la Sareb en noviembre de 2012 y ratificado posteriormente por el consejo de administración.

Dos candidatos

Los accionistas consultados, por su parte, consideran que lo previsible es que en breve Belén Romana les proponga "al menos dos candidatos" para director general para que puedan dar su opinión. No obstante, creen que para eso puede ser necesario aún algo más de tiempo e insisten en que el elegido debe tener experiencia en la gestión del balance y estar dispuesto a hacerlo sin cobrar más de medio millón de euros al año, el sueldo máximo que puede pagar la sociedad. Esta cantidad incluía el fijo y el variable. La irrupción de los nuevos fondos de inversión inmobiliaria en España, dispuestos a pagar cantidades más elevadas, están haciendo difícil encontrar un candidato capaz de gestionar una sociedad tan grande como la Sareb. Además la fuerte exposición pública que tiene el cargo y el riesgo de éxito del proyecto añaden más problemas.

El sucesor de De Luna también deberá asumir el ambicioso plan de negocio de la institución, que de hecho no se descarta que sufra nuevos ajustes próximamente. A este respecto, en marzo pasado ya se revisó ligeramente a la baja hasta un retorno anual del 13-14% en sus 15 años de vida desde el 14-15% anterior. En el mercado estos objetivos suscitaban muchas dudas a la vista de la mala situación del sector inmobiliario en España. Estas dudas llevaron a BBVA a negarse a entrar en el capital del Sareb.

Desde el inicio de su constitución, la entidad se ha encontrado en dificultades para poner en marcha el proceso de venta de su cartera de los aproximadamente 107.000 inmuebles y 90.000 préstamos de Sareb, procedentes de nueve entidades rescatadas, como Bankia o Catalunya Banca. No obstante, hacia finales de año, la entidad ya ha empezado a incrementar su ritmo de ventas y hasta noviembre había logrado ingresos por venta de activos de 2.000 millones de euros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS