LATINOAMÉRICA COMERCIO

Resaltan la importancia del liderazgo compartido de Brasil y México

El investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano, de Madrid, Carlos Malamud. EFE/Archivo
El investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano, de Madrid, Carlos Malamud. EFE/ArchivoEFE

El liderazgo compartido y con "más fuerza" de Brasil y México permitiría a Latinoamérica avanzar más en temas políticos y comerciales frente a otros bloques, resaltaron hoy especialistas de Europa y América Latina, reunidos hoy en Sao Paulo.

"Si México y Brasil unen fuerzas en tres o cuatro dimensiones, en un escenario de integración regional, el impulso de la economía de la región sería trascendental", dijo a Efe Rafael Estrella, vicepresidente del Real Instituto Elcano, quien participó hoy en una mesa redonda en el Instituto Fernando Henrique Cardoso (iFHC).

En el foro, el investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano, de Madrid, Carlos Malamud, insistió en que la "falta de liderazgo" en la región se puede compensar con el "liderazgo compartido" entre México y Brasil.

El liderazgo de Brasil en el Mercosur, bloque integrado también por Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, fue cuestionado también por los participantes del foro.

La mesa redonda "Elcano-iFHC: Los nuevos acuerdos regionales de comercio e inversiones; desafíos para Brasil y Europa" abordó como tema principal el análisis de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

Malamud declaró a Efe que, "evidentemente, desde la perspectiva de cuál es el volumen de la economía, existen grandes desequilibrios del PIB (producto interior bruto) de Brasil con el resto de Suramérica".

"El más importante (de los desequilibrios) es que Brasil pertenece al Mercosur y el Mercosur como bloque se niega a que uno de sus miembros pueda negociar bilateralmente. Eso es una realidad y el Mercosur ha perdido la capacidad de integrar los mercados", agregó.

La UE y Mercosur retomaron en 2010 la negociación de un acuerdo de asociación que incluye la liberalización de su comercio, pero el proceso quedó nuevamente suspendido por la crisis que significó la suspensión de Paraguay en junio de 2011, tras la destitución parlamentaria de su presidente Fernando Lugo.

Durante la suspensión, que el Mercosur levantó el pasado 15 de agosto cuando asumió el nuevo presidente paraguayo, Horacio Cartes, el bloque incorporó a Venezuela, que aún no forma parte de las negociaciones con los europeos.

El siguiente paso en el proceso con la UE es que los cuatro Estados fundadores del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y la UE presenten sus listas de oferta de acceso a mercados, algo que se comprometieron a hacer antes de fin de año.

"Hay ahora un impulso muy fuerte para negociar un acuerdo UE-Estados Unidos, pero en el tema Mercosur-UE ese impulso tiene que tener el liderazgo de Brasil", dijo Estrella.

Según el diplomático, que fue embajador español en Argentina, "si el Mercosur no es capaz de reinventarse y convertirse en un bloque capaz de abrirse al mundo entonces el Mercosur sería un obstáculo".

Para la economista brasileña Sandra Ríos, del iFHC, las negociaciones entre el Mercosur y la UE han avanzado "mejor" frente a las que se tuvieron con otros bloques, como por ejemplo con Estados Unidos, por tener una "mayor flexibilidad" en temas como tasas aduaneras y reglas fitosanitarias.

No obstante, Ríos admitió que es "difícil" que Brasil presente propuestas "muy atractivas" para los europeos, pero destacó el "esfuerzo" del país suramericano frente a las "presiones internas" de algunos sectores de la economía.

"Ni del sector privado, ni del Gobierno brasileño, veo condiciones para una liberación plena (del comercio). Pero es importante tener un acuerdo menos ambicioso que no tener nada de acuerdos", dijo Ríos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS