Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS GRECIA

Expertos de la troika volverán a Atenas la próxima semana

El primer ministro griego, Andonis Samarás, a su llegada a la reunión de los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) en Meise, a las afueras de Bruselas (Bélgica). EFEArchivo Ampliar foto
Samarás dice que Grecia ha tenido un año "revolucionario" colmado de éxitos  El primer ministro griego, Andonis Samarás, a su llegada a la reunión de los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) en Meise, a las afueras de Bruselas (Bélgica). EFE/Archivo EFE

Técnicos de la troika, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) volverán la próxima semana a Atenas para intentar avanzar en las negociaciones sobre la actual revisión del rescate a Grecia, informó hoy el Ejecutivo comunitario.

"Las conversaciones técnicas continuarán la próxima semana en Atenas", señaló el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, en un comunicado.

No obstante, los jefes de misión de la troika no volverán hasta enero al país, a la espera de que se den finalmente las condiciones para su regreso a Grecia tras varias rondas infructuosas.

"Prevemos que un equipo completo vuelva a Atenas en enero, después de que las autoridades hayan hecho más progresos en la implementación" de las condiciones previas exigidas para cerrar un acuerdo con los acreedores internacionales y liberar así el desembolso de un tramo de 1.000 millones de euros, agregó O'Connor.

Esta ronda de negociaciones comenzó el pasado septiembre, se interrumpió unas semanas después, se retomó en noviembre y dos semanas más tarde los enviados de la troika volvían a abandonar Atenas ante la falta de un acuerdo sobre las medidas y reformas que debe cumplir antes de recibir nuevas ayudas.

El Gobierno bipartito griego se niega a aceptar algunas exigencias que la troika plantea, en concreto en lo referente a los despidos colectivos y los desahucios.

Otro obstáculo para lograr un consenso son las diferencias que mantienen la tríada de acreedores internacionales y las autoridades griegas sobre el agujero presupuestario de 2014, que se calcula en unos 1.200 millones de euros, y las medidas necesarias para cerrarlo.