Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crédito a las familias cae a niveles de 2007 con menos de 800.000 millones

El endeudamiento se sitúa por debajo de los 800.000 millones en septiembre

La deuda de las empresas baja un 6% interanual y suma 1,080 billones

Varias monedas de euro.
Varias monedas de euro. EFE

Las familias españolas continúan con el duro proceso de ajuste que arrastran desde el inicio de la crisis. La deuda de los hogares cayó un 4,5% en septiembre respecto al mismo mes del año pasado, hasta 798.045 millones de euros, con lo que se sitúa en el nivel más bajo desde febrero de 2007. Con esta nueva caída, vuelven a los niveles previos a la crisis, según los datos publicados este lunes por el Banco de España. El supervisor, precisamente, pidió reformas legales hace una semana para que el crédito llegue a las pymes, bajo peligro de frenar la incipiente recuperación del país.

La contracción de la financiación se concentró, además, en los préstamos de las entidades del país, mientras aumentó el dinero prestado desde los bancos extranjeros, que registraron un alza del 9%. El peso de la financiación de las entidades foráneas frente al total, sin embargo, sigue siendo muy pequeña, con apenas 3.052 millones.

Los datos de septiembre confirman la contracción de este indicador por tercer mes consecutivo, después de que en junio la deuda de las familias españolas creciera, por primera vez en seis meses, por el repunte de los créditos al consumo. También en relación con el mes anterior, el saldo deudor de las familias se redujo en septiembre en 4.287 millones, lo que supone un descenso del 0,5% respecto a los 802.707 millones registrados hasta agosto.

La deuda de los hogares se vio especialmente afectada en términos interanuales por el retroceso de los créditos hipotecarios durante el noveno mes del año, que descendieron un 4,3%, hasta situarse en 618.579 millones de euros, el 77,5% de su endeudamiento total. Por su parte, la deuda por créditos al consumo bajó un 5,5% en tasa interanual y se situó en 176.413 millones de euros. Esta proporción se mantiene desde hace varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

Deuda de las empresas

Por su parte, la deuda de las empresas bajó en septiembre un 6% interanual y sumó 1,080 billones de euros, el nivel más bajo desde abril de 2007, mientras que en relación a agosto de este año se anotó un descenso del 0,27%. La caída interanual de este saldo se explica por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 9,2%, hasta los 670.569 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones aumentaron un 10,7% durante el mes de septiembre en tasa interanual, hasta los 69.734 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 2,3% en relación a septiembre de 2012, hasta los 328.344 millones de euros.

La persistente caída del crédito llevó al Banco de España a dedicar un capítulo concreto de su último boletín económico a este tema. Según las conclusiones a las que llegó el supervisor, la caída del dinero prestado se debe, por la parte de la demanda, a que continúa el proceso de desendeudamiento y ha caído la renta disponible, lo que lleva a pedir menos dinero prestado. No obstante, añade que “existe alguna evidencia reciente que indicaría que dicha reasignación —a las actividades productivas— ya se está produciendo”, aunque habrá que esperar a datos más recientes para que esto se note en la estadística.

Por el lado de la oferta, el Banco de España, que puso especial hincapié en la necesidad de revertir la financiación de las pymes, asegura que hay “fricciones”, vinculadas fundamental-mente a los elevados costes de financiación que sufre la banca española frente a sus homólogos europeos.