Ferrovial reajusta su traje

Mercados exteriores, operaciones corporativas y dividendos visten sus resultados

Autopista 470 ETR de Canadá, uno de los principales activos de Ferrovial
Autopista 470 ETR de Canadá, uno de los principales activos de Ferrovial

Ferrovial sigue reajustando su traje al entorno, cortando aquí y recosiendo allá, y ha mejorado su aspecto. En 24 meses ha reducido en más de dos tercios su elevado endeudamiento (ha pasado de más de 20.000 millones a 6.000 millones), y eso que este año ha incrementado en 970 millones su deuda por inversiones destinadas a autopistas en construcción en EE UU. En los últimos nueve meses se ha apuntado, además, 485 millones de ganancias, un 2% más que en igual periodo de 2012.

La facturación del grupo crece un 5%, pese al deterioro que sufre su negocio principal, la construcción, cuyas ventas han caído un 7% al no poder compensar con el aumento de su obra en el exterior el desplome del mercado nacional. Ha registrado también un recorte del 4% en su resultado bruto de explotación (Ebitda).

Su cartera de pedidos a 30 de septiembre, destacan los analistas de Bankinter, “ascendía a 24.400 millones, lo que es un récord histórico para Ferrovial, y de ellos el 68% proviene ya del exterior, actividad que se ha incrementado en el tercer trimestre en un 14%”. Analistas de Renta 4, por su parte, matizan: “A pesar de la falta de consistencia en la mejora operativa, Ferrovial aún mantiene la visibilidad en la generación de resultados apoyada en una elevada cartera de proyectos y en su incremento, y en una estructura financiera suficiente para invertir en nuevos proyectos”.

El caladero de los servicios

Ferrovial Servicios se ha hecho en las últimas horas con tres importantes contratos: uno de 94 millones de euros en Australia, junto a una filial de ACS, para mantenimiento de carreteras; y dos en España, por 253 millones, para prestación de servicios de atención a bordo y de restauración en trenes AVE y de larga distancia de Renfe. Desde el verano, Amey, la filial británica de Ferrovial, se ha hecho además con un contrato de 236 millones para el mantenimiento de 500 kilómetros de carreteras británicas; con otro de mantenimiento y gestión de las instalaciones de tres distritos de Londres (unos 2.000 edificios) por 176 millones; y con un tercero, de unos 30 millones, para mantenimiento de instalaciones del Gobierno británico. Y ha sido además preseleccionada para un contrato de mantenimiento de infraestructuras hidráulicas en Gales (234 millones) y para un macroproyecto de autopistas (570 millones) en Escocia.

Además, Ferrovial Servicios, se ha adjudicado dos contratos para gestionar el servicio de limpieza durante tres años en varios hospitales madrileños por un importe de 108,2 millones.

En suma, la aportación de los mercados internacionales en los distintos negocios en los que opera, los dividendos que ha obtenido y las participaciones que ha vendido del aeropuerto londinense de Heathrow y de la autopista canadiense 407 ETR, junto a otras operaciones corporativas (venta del aeropuerto londinense de Stansted o adquisición de la británica Enterprise, entre otras), han impulsado los últimos resultados de Ferrovial y van a cimentar los de cierre del ejercicio.

Las actividades vinculadas a los servicios, que absorben ya casi dos tercios de la cartera de pedidos del grupo, el 45% de sus ventas y un tercio de su Ebitda, emergen como una gran baza de crecimiento a corto y medio plazo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

“La estrategia de fortalecer el balance que ha seguido Ferrovial en los últimos años nos sitúa en una posición privilegiada”, aseguran fuentes del grupo empresarial, “porque disponemos de caja y podemos pagar dividendos a los accionistas e invertir en nuevos proyectos y mercados para seguir creciendo”.

Ferrovial, a final de septiembre, presentaba una posición de tesorería, excluidos los proyectos de infraestructuras, de 835 millones de caja neta, después de haber afrontado inversiones por importe de 621 millones y de haber pagado en dividendos 273 millones. Además, el grupo no cuenta con vencimientos significativos de deuda corporativa hasta 2018.

El convencimiento del gran potencial de sus negocios del área de servicios, que cuentan ya con una gran implantación en Reino Unido y en España, ha llevado a Ferrovial a abordar una profunda reorganización destinada a acelerar su diversificación hacia nuevos países y hacia actividades que por su complejidad y tamaño, y también por la mayor duración temporal de los contratos, le aporten un mayor valor añadido.

El objetivo es crecer con ofertas integradas y especializadas a tasas del 30% y pasar de una facturación de 2.960 millones en 2012 a más de 4.000 millones en 2014.

Pieza clave para la consecución de esta meta es la integración en curso de Enterprise, adquirida en abril por 443 millones de euros, en Amey, la filial de Ferrovial Servicios en el Reino Unido. Esta integración alumbra un grupo con 21.000 empleados y 2.600 millones en ventas.

La operación de Enterprise, dicen en el grupo, junto a la reciente adquisición de Steel Ingeniería en Chile, responden al objetivo estratégico de crecimiento rentable de Ferrovial mediante operaciones selectivas y de potenciación de la actividad de servicios a través “de una creciente internacionalización” que se reflejaba ya en la ampliación de estas actividades a Portugal, Chile, Colombia y Qatar. La meta principal ahora es llevarlas también a EE UU.

La reorganización de Ferrovial Servicios, según Olivares, se articula en tres grandes ejes: Reino Unido, con la integración citada de Amey y Enterprise; España, donde opera a través de Ferrovial Servicios España, y por último un área de Internacional. Al primero de los países corresponde el 62% de sus ventas y a España, el 36%.

Para acometer su expansión, Ferrovial Servicios ha definido su negocio en cinco líneas: servicios en las ciudades; mantenimiento de infraestructuras de transporte (aeropuertos, ferrocarriles, metro y carreteras); tratamiento de residuos; mantenimiento de edificios públicos (ministerios, colegios, hospitales, prisiones), y servicios para instalaciones industriales (mineras, de agua o electricidad).

La nueva estructura cuenta además con cuatro centros de competencia que permitirán a Ferrovial Servicios desarrollar nuevas capacidades técnicas y ponerlas a disposición de las distintas unidades de negocio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS