Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REGULACIÓN BANCARIA

El Banco de España afirma que los bancos españoles están "razonablemente capitalizados"

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (d), en presencia del miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo, Yves Mersch (i). EFEArchivo Ampliar foto
El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (d), en presencia del miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo, Yves Mersch (i). EFE/Archivo EFE

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha afirmado hoy que es una "realidad contrastada" que los bancos españoles están "razonablemente capitalizados" y que "han mejorado sustancialmente su situación de liquidez".

En una conferencia pronunciada en la Universidad de Oviedo bajo el título "Regulación y reforma Bancaria. La nueva regulación financiera y sus implicaciones", Restoy ha valorado también que los bancos españoles cuentan con unas ratios de apalancamiento "relativamente reducidas" en comparación con las de otras entidades europeas.

Además, ha añadido, el modelo de negocio bancario en España "se sigue basando en la actividad comercial tradicional, por lo que las carteras de inversión en valores por cuenta propia tienen, en general, un tamaño moderado".

Por ello, ha considerado que las medidas estructurales que sean aprobadas por la Unión Europea tendrán sobre la banca española "un alcance más limitado que en otras jurisdicciones".

Durante la conferencia pronunciada en la Facultad de Económicas, Restoy también ha explicado que, a diferencia de otros países, España cuenta ya desde hace más de un año con una normativa "muy avanzada" en materia de resolución ordenada de entidades no viables, que ha sido aplicada en el proceso de restructuración del sistema financiero y "ha supuesto un sensible ahorro de recursos públicos".

Restoy ha precisado que algunos aspectos concretos de la regulación "podrían suponer una exigencia especial para algunas entidades españolas", a las que, no obstante, "ya están haciendo frente en sus planes estratégicos".

Además, ha indicado que la presión que ejerce el mercado sobre la disponibilidad de capital exige un "esfuerzo continuado para la preservación del capital y, en concreto, para el mantenimiento de políticas prudentes de contención del gasto y de distribución de dividendos".

El subgobernador también ha apuntado que la especialización productiva de la economía española y su "dependencia de la financiación bancaria la hace vulnerable a cualquier impacto adverso de la nueva regulación sobre la capacidad de los bancos para financiar la economía real".

En este contexto, ha abogado por aprovechar los calendarios establecidos para asegurar una "adaptación gradual" de las entidades españolas a los nuevos requisitos "y, sobre todo, trabajar en paralelo para favorecer el desarrollo de nuestros mercados de capitales con objeto de aumentar su capacidad para intermediar los flujos financieros de la economía".

En su opinión, "el principal reto" es la "persistente fragmentación de los mercados europeos, a pesar de la mejora reciente, y el consecuente vínculo entre el riesgo soberano y el riesgo bancario".

A este respecto, ha afirmado que el sistema financiero español "se verá sensiblemente fortalecido por la constitución de una unión bancaria efectiva que incluya todos sus componentes relevantes, incluido el mecanismo único de resolución".

"La defensa del interés nacional exige apoyar sin ambages las iniciativas tendentes a profundizar y a acelerar el proceso de integración europea", ha concluido.