Los sindicatos harán huelga indefinida en Panrico para reclamar la nómina

Los autónomos no se verán afectados por la convocatoria de paros a partir del 13 de octubre

Los sindicatos UGT y CC OO ha convocado huelga indefinida en todos los centros de Panrico tras conocer que la compañía ha solicitado en los juzgados de Barcelona el preconcurso de acreedores. Los paros tendrán lugar a partir del 13 de octubre para reclamar el abono de la nómina de septiembre.

Este jueves hay convocada una reunión en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) entre los representantes sindicales y la dirección de Panrico para abordar si hay capacidad, por parte de la empresa, para abonar las nóminas de septiembre cuyo aplazamiento comunicó hace unas semanas. La reunión puede modificar la convocatoria de huelga si se llega a un a un acuerdo para el abono de las mensualidades.

Fuentes de CC OO han indicado que la huelga indefinida se convoca sólo para reclamar el pago de la nómina de septiembre y que este sábado se realizará una asamblea informativa en los centros de Puente Genil y Zaragoza, mientras que los trabajadores autónomos de Panrico no se verían afectados por esta convocatoria al ser trabajadores por cuenta propia.

Según ha señalado UGT en un comunicado, mientras las secciones sindicales de UGT y CCOO estaban reunidas para discutir un calendario de movilizaciones a desarrollar en los próximos días, se enteraron por un mensaje de WhatsApp de que ayer 1 de octubre se presentaría el preconcurso de acreedores.

UGT ha detallado que los debates de dicha reunión eran para llevar a cabo medidas de presión legítimas en defensa de los intereses y derechos de los trabajadores y con el objetivo de que estas acciones "no tuvieran efecto negativo de cara al exterior, y no empeorar aún más la imagen de esta empresa, bastante maltrecha desde que el nuevo consejero delegado tomó posesión".

Panrico, el fabricante de productos tan populares como Donuts y Bollycao, solicitó este martes en Barcelona el preconcurso de acreedores con el objetivo de proteger a la compañía, que según fuentes financieras y del sector, había empezado a sufrir la congelación de las líneas de circulantes y la de los proveedores de azúcar, aceite, harina y huevos.

Según el fabricante de bollería, el objetivo de esta medida es generar el marco idóneo para proteger el futuro de la compañía y a todas las partes involucradas en su operativa: trabajadores, proveedores, bancos y clientes, y en un ejercicio de prudente administración.

Panrico anunció hace unas semanas la necesidad de reducir en 1.914 personas la plantilla de la compañía y rebajar los sueldos entre el 35 y el 45 %, unos salarios que según fuentes del sector se encuentran de media un 32 % por encima de los convenios provinciales. La situación laboral de la empresa y su modelo de estructura de costes es el mayor escollo que tiene que solventar para ser competitiva en un mercado que desde hace cinco años ha cambiado y en el que las marcas blancas dominan, según han indicado fuentes de la industria agroalimentaria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS