Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sobrina de Guindos dimite de su cargo en el nuevo superregulador independiente

Su cese deja también en el aire el nombramiento de la hija de Cañete como subirectora

Directora por un día. Al día siguiente del anuncio de que la sobrina de Luis de Guindos, Beatriz de Guindos, pasaba a ser directora de Competencia de la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha presentado su "dimisión irrevocable". Fuentes cercanas a la economista señalan que lo ha hecho para no dañar la imagen del organismo y facilitar así la puesta en marcha del nuevo superregulador.

Además, su cese supone que queda en el aire el nombramiento de la hija del ministro Miguel Arias Cañete, Micaela Arias, como subdirectora, pues había sido nombrada a propuesta de Beatriz de Guindos como parte de su nuevo equipo.

La dimisión se produce tras la polvareda levantada por el hecho de que dos familiares de dos ministros fuesen a ocupar cargos clave en el nuevo organismo independiente. Beatriz de Guindos había sido elegida para el puesto de directora general de Competencia, probablemente el más importante de toda la institución tras los consejeros. La habían nombrado los consejeros que a su vez acababan de ser nombrados a propuesta de su tío.

Tras aprobar las oposiciones a técnico comercial y economista del Estado, Beatriz de Guindos inició su carrera profesional en el antiguo Servicio de la Competencia del Ministerio de Economía en 2003, cuando Luis de Guindos era secretario de Estado de Economía. Fue ascendiendo dentro de la autoridad de la Competencia, donde estaba bien considerada profesionalmente y no se dudaba de su capacitación. Sin embargo, que dos familiares de miembros del Gobierno ocupasen puestos clave en un organismo independiente resultaba poco estético.

Ahora, también el nombramiento de Micaela Arias queda en el aire. esta había sido nombrada subdirectora de industria y energía dentro de la dirección de Competencia del nuevo organismo precisamente a propuesta de Beatriz de Guindos y para sustituirla a ella, que antes ocupaba ese puesto.

El posible daño a la imagen de la institución era más grave teniendo en cuenta que está en su arranque y que este ya ha venido marcado por la polémica, tanto por la selección de los miembros de su consejo (con personas próximas al Gobierno) como por su propio diseño, con el que sustituía a organismos como la Comisión Nacional de Competencia (CNC), la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que han sido muy críticos con algunas de las iniciativas del Gobierno. La Comisión Europea había mostrado sus dudas sobre el nuevo organismo y había forzado algunos cambios en su diseño y sus funciones.

El ministro de Economía, Luis de Guindos había señalado antes de conocer la dimisión que "los nombramientos los decide el consejo de la CNMC". "El Gobierno no interviene absolutamente para nada. Lo he visto por la prensa y he visto que los nombramientos son de funcionarios que estaban ahí", ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy.

Más información