Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EEUU ESPAÑA

España ve una acogida "favorable" de la reforma energética entre los inversores de EE.UU.

Los ministros españoles de Economía, Luis de Guindos (i), y el de Industria, José Manuel Soria (d). EFEArchivo Ampliar foto
Los ministros españoles de Economía, Luis de Guindos (i), y el de Industria, José Manuel Soria (d). EFE/Archivo EFE

Los ministros de Industria, José Manuel Soria, y de Economía, Luis de Guindos, presentaron hoy en Nueva York ante un nutrido grupo de analistas e inversores de Estados Unidos, la reforma energética aprobada por el Gobierno español en julio pasado.

Soria aseguró posteriormente a los periodistas que el grado de receptividad de los inversores estadounidense fue "favorable" porque valoran que el Gobierno haya hecho la reforma, y el ministro recalcó que habían hecho "muchas preguntas".

Durante las reuniones algunos inversores preguntaron por un posible arbitraje internacional y otros por la forma en la que se hizo la reforma debido a las quejas que la misma ha suscitado entre las empresas, según el ministro.

"Sabíamos que no iba a gustar porque no hay una solución que guste cuando todos están participando", dijo el ministro, quien destacó que el Gobierno habló con consumidores y administraciones públicas y con representantes de las energías convencionales y renovables.

Ante otras "preocupaciones" por el nivel de rentabilidad tras la reforma, Soria les respondió que el Gobierno acometió los cambios porque si no se habría traducido en un aumento del precio de la luz para el consumidor del 42 % "o directamente en la bancarrota del sistema".

En cambio, alguno de los interlocutores aseguró que la estructura de la reforma está "muy bien hecha", según el ministro, que subrayó que tiene una "fortaleza" añadida, y es que introduce "estabilidad y seguridad".

"Antes se subían o bajaban los precios (de la electricidad) de manera discrecional", dijo Soria, quien trasladó a los inversores que tras la reforma también podría haber modificaciones en la tarifa "pero con mayor certidumbre y seguridad" y nunca por una acción discrecional de un gobierno.

Soria admitió que es una reforma "muy complicada" y que conlleva medidas "difíciles" que suponen cambios "profundos", como modificar el sistema de retribución de actividades reguladas, pero insistió en que están viendo un nivel de receptividad "favorable".

"En 2013 seguirá habiendo déficit (el llamado 'déficit de tarifa'), pero lo importante es que con la reforma se sienta la base para que deje de existir", añadió el ministro, que también estuvo acompañado en los encuentros por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

Los encuentros de hoy en Nueva York, en los que participaron una veintena de fondos de inversión y analistas, siguen a los celebrados en julio pasado en Londres y a los que también asistieron Soria, De Guindos y Nadal.

El paquete de medidas para reformar el sistema eléctrico, aprobado el pasado 12 de julio, pretende acabar con el déficit de tarifa -el desajuste entre los ingresos y los gastos del sistema-, que ha generado una deuda que supera los 26.000 millones de euros.

El recorte en los gastos implica una reducción global de 4.500 millones de euros anuales, de los que 2.700 millones serán asumidos por las empresas, 900 millones por los Presupuestos Generales del Estado y otros 900 millones por los consumidores.

Los ministros de Economía, Luis de Guindos, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, han viajado a Nueva York para presentar a los analistas e inversores estadounidenses la reforma eléctrica.

En una entrevista con Efe días atrás, el ministro de Economía dijo que aprovecharía el viaje para ver también a inversores "más centrados en la situación macroeconómica de España" y en las perspectivas financieras del país.